Abierto de Australia: historias de la fase previa (III)

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

112 partidos después solamente quedan 16 tenistas en pie, 17 si contamos al lucky loser que ha entrado por la baja del lesionado Thanasi Kokkinakis. Jóvenes que debutan en un Grand Slam, veteranos que tendrán su última oportunidad en una pista central y jugadores que no entraban en las quinielas pero que han acabado accediendo al cuadro final del Abierto de Australia. En TENNISTOPIC, repasamos a los 16 jugadores que han superado la fase previa. Aquí les presentamos a los 16 supervivientes.

Radek Stepanek (#102 ATP): A sus 38 años el checo disputará su Abierto de Australia número 14. Derrotó con facilidad al local Smith en la última ronda de la fase de clasificación tras superar dos partidos a cara de perro. Hará su debut en el cuadro final ante Tursunov, otro veterano masacrado por las lesiones en estas últimas temporadas. Posible cruce con Goffin en segunda ronda.

Frances Tiafoe (#107 ATP): A pesar de su juventud (18 años) el estadounidense ha cumplido los pronósticos y ha accedido al cuadro final tras batir en un ajustado partido a su compatriota Smyczek. Tiene una primera ronda batible ya que cruza raqueta con el kazajo Kukushkin. Podría vérselas ante Sascha Zverev en el siguiente encuentro, en el que sería un bonito duele entre teenagers.

Go Soeda (#141 ATP): El veterano nipón disputará su quinto Abierto de Australia tras una fase de previa muy completa que culminó con un valioso triunfo ante el argentino Trungelliti. No es favorito en su encuentro ante Malek Jaziri en primera ronda pero su rapidez de piernas y su variado juego pueden dar réditos bajo el sofocante calor que se espera en Melbourne Park.

Andrey Rublev (#156 ATP): La pasada temporada no fue fácil para el joven talento ruso pero parece que en 2017 ha comenzado con buen pie tras lo visto en el plexicushion austral. Jugadores experimentados como Sugita o Polansky han sucumbido ante el empuje de Rublev, que podría jugar ante Andy Murray, el número uno del mundo, si antes bate al taiwanés Yen-Hsun Lu.

Alexander Bublik (#206 ATP): Se dio a conocer en el último torneo de Moscú, donde alcanzó los cuartos de final desde la fase previa derrotando a Roberto Bautista por el camino. A sus 19 años ha cambiado la bandera rusa por la kazaja y ha demostrado que ante rivales exigentes (Coppejans o Lee) puede salir indemne. Bonito escaparate ante Lucas Pouille. Poco que perder.

Bjorn Fratangelo (#115 ATP): No llegaba a Melbourne Park con una inercia positiva en cuanto a resultados se refiere pero sobre el tapete aussie ha cuajado una fase de clasificación muy seria derrotando por el camino a perfiles veteranos (Zemlja y Moriya) y jóvenes (Tsitsipas). Debuta contra Noah Rubin, otro qualifier, con el reto de jugar ante Roger Federer en el horizonte.

Ernesto Escobedo (#133 ATP): Otro talento de la generación del 96 aunque sin la precocidad ni la publicidad que han tenido otros nombres más recurrentes, por el momento, en grandes torneos. Marterer, Ito y Bhambri han sido víctimas del servicio y la violenta derecha del californiano. Debutará ante Daniil Medvedev, un encuentro que será todo potencia y espectáculo.

Ivan Dodig (#153 ATP): Disputará el primer Grand Slam del año por octavo curso consecutivo. Solamente ha cedido un set durante la fase de clasificación y su elevado ritmo de pelota ha sido demasiado para sus rivales, acostumbrados a las exigencias del circuito Challenger. Primera ronda asequible frente a Istomin, si gana tendrá la oportunidad de reivindicarse ante Djokovic.

Thomas Fabbiano (#143 ATP): Incansable guerrero de poca envergadura (173 cm de estatura) que fue top100 fugaz durante el 2016. Para alcanzar el cuadro final en Melbourne no tuvo que batir a ningún tenista encuadrado dentro de los 200 mejores jugadores del ránking. No es favorito ante Donald Young en primera ronda pero tendrá opciones de seguir vivo en Australia.

Lukas Lacko (#122 ATP): Un veterano que cerca de la treintena quiere recuperar su sitio en el top100. Solo se ha dejado un set por el camino en la fase previa y ha demostrado llegar a la primera gran cita del año en un buen momento de forma. En primera ronda cruzará raqueta con Albert Ramos, uno de los cabezas de serie más asequibles del cuadro. Posible sorpresa.

Noah Rubin (#196 ATP): Su debut en Melbourne Park fue soñado, tras derrotar a Benoit Paire en tres desempates hace exactamente un año. Este curso ha tenido que superar una fase previa en la que ha ido de menos a más, sufriendo ante Stebe pero derrotando con rotundidad a Donskoy. Jugará ante Fratangelo en primera ronda y quizá pueda vérselas con Federer luego.

Luca Vanni (#160 ATP): Superada la mononucleosis que le lastró durante la primer mitad del curso pasado, el italiano finalizó el curso ganando dos Challengers en pista cubierta y en semanas consecutivas. Jugará el Abierto de Australia por primera vez en su carrera tras superar tres encuentros exigentes en la qualy. El premio será medirse a Tomas Berdych en primera ronda.

Jürgen Melzer (#296 ATP): Desde las profundidades del ránking ha aparecido el austriaco para superar la previa en Melbourne y citarse con Federer en primera ronda. Zurdo, con gusto por acabar los puntos en la red y que ofrece poco ritmo. No será sencillo para el suizo. En mayo de 2011 fue el último jugador del circuito en ser top-ten en individuales y dobles de manera simultánea.

Blake Mott (#284 ATP): La gran sorpresa de la fase previa. Más allá de su título en Launceston ni siquiera había tenido grandes resultados en el circuito Challenger pero en Melbourne se ha destapado derrotando a jugadores más experimentados como Kamke o McGee. Enloqueció de alegría tras superar la qualy y tendrá ante Richard Gasquet una buena oportunidad de darse a conocer.

Alex Bolt (#631 ATP): El cuento de hadas se hizo realidad. Bolt se retiró en 2016 pero volvió al circuito y jugará su primer Grand Slam en individuales tras dar la campanada ante un veterano venido a menos como Benneteau. Tendrá que lidiar ante una centella, el nipón Nishioka, que le desplazará constantemente con tiros angulados. Alcanzó los cuartos de final en dobles en 2013.

Reilly Opelka (#207 ATP): 19 años, 211 centímetros de altura y 62 saques directos en tres encuentros de la fase previa. No ha perdido más de nueve juegos en un solo partido durante la qualy. Exigente debut ante Goffin, un tenista que le obligará a demostrar que no es el tipo de jugador que todo el mundo piensa, uno con características similares a las de Isner o Querrey.

Peter Polansky (#134 ATP): Segunda oportunidad para el experimentado canadiense, que cedió ante Andrey Rublev en la última ronda de la previa y fue repescado como lucky loser. Disputará el cuadro final del Abierto de Australia ocho años después de la que fue su primera y hasta la fecha única participación. Encuentro para disfrutar el que disputará frente a Pablo Carreño Busta.

 

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados