Tenis fantasma

Redacción desde la ciudad de Madrid

La jornada de tenis que no fue tal. En Miami, un fenómeno sin precedente. Por primera vez en la historia no se celebraron las semifinales de un torneo. El viernes que debía determinar qué dos raquetas buscarán la corona en Florida no ofreció un solo punto. Primero Kei Nishikori ante Novak Djokovic. Después, Tomas Berdych ante Rafael Nadal. Japonés y checo, debido a sendas indisposiciones, se vieron forzados a la renuncia. Crandon Park debía acoger la penúltima jornada de competición masculina y se quedó tan fría como la lluvia que ha parado los partidos con frecuencia durante la quincena.

Después de batir a Roger Federer, la bandera blanca. Kei Nishikori fue incapaz de saltar a pista aquejado por molestias en la ingle izquierda. El japonés, que llegaba al duelo tras un electrizante partido en los cuartos de final ante el campeón de 17 grandes, pidió disculpas públicas por su abandono. “Estoy muy decepcionado y lo siento de verdad por los aficionados que vinieron para ver este partido. Éste es un torneo muy especial para mí y deseo poder volver el próximo año. Me reuniré con el equipo médico para recuperarme lo antes posible”. Con este paso, Novak Djokovic accedió a la final merced a dos walkovers, después del recibido de manos de Florian Mayer en tercera ronda.

Apenas minutos antes de la segunda semifinal, otro mazazo para la organización. Tomas Berdych, que había adquirido estatus top5 y debía enfrentar a Rafael Nadal, el número 1, tampoco se encontraba en condiciones de competir. Una gastroenteritis dejó fuera de lugar al talento checo, convirtiendo la jornada de semifinales en un completo desierto. La renuncia del centroeuropeo, que asegura a Roger Federer el regreso al top4, supuso un mazazo para la organización del torneo. Uno de los eventos más prestigiosos de toda la temporada.

Ambas retiradas aseguran que, a partir de lunes, en todos los torneos de Masters 1000 la etiqueta de vigente campeón lleve la firma de Rafael Nadal o Novak Djokovic. Una muestra del dominio abrumador que ambos presentan en las listas oficiales.

Nadal y Djokovic, 40 días bajo el sol

El torneo masculino, pese a contratiempos y al igual que sucede en el cuadro femenino, contemplará la final soñada. Un pulso entre las dos primeras raquetas del circuito: Rafael Nadal v Novak Djokovic (domingo, 20.30h CET). Uno de los grandes trofeos ausentes en la vitrina del mallorquín (2005, 2008, 2011), presente cada tres años en el pulso decisivo de Crandon Park. El último de ellos, perdido precisamente ante Novak Djokovic. Un resultado que comenzó a marcar la tendencia dominante del serbio, tres veces campeón de Miami, en la temporada 2011. Será el pulso número 40 entre ambos, subrayando la condición de partido más repetido en la historia.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados