Safarova se corona en Doha

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

El ojo de halcón señala que la bola se ha ido al pasillo de dobles y Lucie Safarova alza los brazos y sonríe. La checa se proclama campeona del WTA Premier de Doha tras derrotar en la final a Victoria Azarenka (6-4 y 6-3 en 87 minutos) rompiendo una barrera que jamás había logrado superar. En los seis enfrentamientos previos ante la bielorrusa, Safarova siempre había cedido, ganando tan solo un parcial por el camino. Por tanto, en la victoria de hoy no hay solo que tener en cuenta el factor tenístico, sino también el mental, clave para entender el reciente progreso de la checa y su inminente llegada al top-10 del ránking WTA, que vendrá en buena medida por el resultado logrado en Catar, donde suma un total de 470 puntos que le colocarán a partir del próximo lunes en la undécima posición de la clasificación mundial.

En el inicio del partido ya se marcaron bien las cartas de ambas jugadores. Azarenka intentó desde un primer momento dominar desde el primer tiro, siendo muy agresiva e intentando que Safarova se sintiese incómoda anclada en el fondo de la pista, lejos de la línea. Sin embargo, la bielorrusa, actual número 48 del mundo y muy lejos del nivel que le llevó a ser la mejor tenista del planeta, empezó cediendo su servicio y demostrando que todavía la queda mucho para volver por los fueros a los que nos tenía acosumbrados. Safarova utilizó de manera muy inteligente su servicio de zurda para abrir pista y machacar con su golpe de drive. Aunque perdió la ventaja inicial, volvió a romper en el noveno juego del primer parcial para cerrar después con su saque el set por un marcador de 6-4.

El segundo set fue parecido pero con Azarenka resignada por las constantes oportunidades perdidas. En varios turnos de servicio Safarova tuvo que afrontar bolas de break. La bielorrusa aprovechaba para ser agresiva desde el resto pero en cada oportunidad para crear ventaja su oponente respondía con grandes tiros que anulaban la opción de Azarenka de nivelar el marcador. En la cuenta de la checa hay que destacar su brillantez al saque: 70% de efectividad cuando jugó con primeros y un total de siete aces, tres de ellos consecutivos en el juego que le ponía con 5-3 en el marcador. Al resto cerraría el partido la número 15 del mundo, que rompería una vez más el servicio de una combativa Azarenka a la que vimos con problemas de movilidad durante toda la segunda manga.

Safarova consigue alzar en Doha su sexto título WTA, y el primero de categoría Premier en su trayectoria profesional. La checa, a sus 28 años, vive el mejor momento deportivo de su carrera tras proclamarse a inicios de curso junto a Bethanie Mattek-Sands campeona del Abierto de Australia en la modalidad de dobles. A su primer título de Grand Slam hay que sumarle ahora su victoria en Catar, que la colocará en la undécima posición del ránking mundial, a poco más de un centenar de unidades de Andrea Petkovic, décima jugadora del mundo y la tenista que cierra el top-10. En el Golfo Pérsico, Lucie consiguió romper una barrera tras batir por primera vez en siete enfrentamientos a Azarenka. Ahora, su próximo objetivo es formar parte de las diez mejores del mundo. Y ya lo roza con la punta de los dedos.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados