A ritmo de Kyrgios

Ander Millan desde la ciudad de Donostia

Nick Kyrgios avanzó a la final del ATP 250 de Brisbane en el primer torneo del 2018. Sexta lucha por el título que tendrá que afrontar y primera en suelo australiano. Doblegó al actual campeón y No.3 del mundo, Grigor Dimitrov por 3-6, 6-1, 6-4 en una hora y 33 minutos de juego siendo la primera victoria ante el búlgaro en tres enfrentamientos. El joven local, se medirá a Ryan Harrison después de que se cargara a la sorpresa del campeonato, Alex De Minaur.

El aussie comenzó el encuentro algo renqueante mientras que los servicios tenían un protagonismo elevado. El búlgaro apenas estaba regalando puntos y presumía de lograr winners. Llegó la opción que dispuso al resto y la aprovechó. Aquello le valió para que en 29 minutos, pudiera cerrar el primer parcial. Con el primer set en el bolsillo, se acercaba mucho a la final además de lo que estaba sucediendo sobre la pista. Todo cambió a partir del 1-1. Kyrgios acertó con sus golpes y fue haciendo daño a su oponente donde se vio dañado mentalmente por la reacción del tercer cabeza de serie.

Nick estaba logrando su objetivo que era no dar ritmo a Grigor. Con su servicio no daba opciones y al resto se mostraba agresivo mientras que el principal favorito del cuadro, cometió bastantes errores. Con todo por disputarse en el último parcial, ambos continuaron siendo fieles a sus servicios. La situación ayudaba al tenista local ya que no había ritmo sobre la pista y no iba a sentir una fatiga que le impidiera realizar este juego tan efectivo para él.

Llegó la opción de quiebre para Kyrgios y no la desaprovechó. Con sangre fría y sin apenas nervios, fue a servir por el partido con bolas nuevas. No dudó y sin problemas cerró el envite que le dará la opción de poder levantar su cuarto título ATP.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados