Pliskova enfría a España

Javier Méndez desde la ciudad de Madrid

Garbiñe se miraba este domingo al espejo. Potencia, juego directo y agresivo eran los ingredientes de una receta que planteaba al otro lado de la red Karolina Pliskova, idéntico guion que ha llevado a la élite del circuito a la número uno española. Sin embargo, esta vez no pudo acatar una estricta propuesta desde el fondo que buscaba sacar a Muguruza de su zona de confort, empujarla detrás de la línea y dominarla de principio a fin. Así, la checa logró imponerse en el duelo de favoritas (6-2, 6-2) en sólo una hora para adelantar a la República Checa 2-1 en la serie.

En el intercambio de golpes, en el cara a cara, Pliskova se hizo fuerte ante una Muguruza que no lograba tomarle el pulso al partido. En el cuarto juego, la checa firmó el primero de los cinco breaks que acumuló durante todo el encuentro (3-1). Garbiñe trató de responder de inmediato, pero un 70% de puntos con el primer saque permitieron a la checa defenderse de la única opción de quiebre que concedió en el primer set (4-1).

La No. 3 del mundo apenas dejó escapar seis puntos con su servicio de los 23 que puso en juego. Y por si fuera poco, al resto era capaz de intimidar a la española para atar la primera manga en su cuarto punto de set (6-2), confirmando su superioridad en los duelos frente a frente desde 2015 (Pliskova acumula un récord de 5-0).

En la segunda manga, Muguruza elevó el listón en el resto para tratar de cambiar el rumbo. Pero la checa continuó firme con su saque. Y ni siquiera dos nuevas opciones de break de la española generaron dudas en su raqueta. Pliskova desdibujó a la vigente campeona de Roland Garros, mordió con su revés y dominó con la derecha para asegurarse la victoria. Un nuevo 6-2 dejó a la República Checa a un solo punto de semifinales. Ahora toca encomendarse a Lara para seguir soñando.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados