Nadal, a un paso del cielo

Redacción desde la ciudad de Madrid

Es cuestión de tiempo. Puras matemáticas. Sólo un paso separa a Rafael Nadal del número uno de la ATP. Lo acaricia y lo admira. Cada vez está más cerca. Todo indica que más pronto que tarde, el español recuperará una plaza que esta temporada se ha ganado a pulso por derecho propio (aventaja a Djokovic en la Race en casi 3.000 puntos). Y eso que Fognini pudo evitar que el español siguiese dependiendo de sí mismo para salir la próxima semana como la mejor raqueta del planeta, pero acabó dando la vuelta a un encuentro que perdía 2-6 y 1-4.

El italiano no era el mejor cliente. Es un rival molesto, incómodo. En ocasiones se le atraganta. Ocurrió en el primer set de la tercera ronda de Roland Garros y se repitió en los cuartos de final de Pekín. Pero Nadal siempre resuelve el laberinto. Y a Fabio le pasa factura lo que su entrenador, José Perlas, ha definido alguna vez como “indolencia”. Eso y los problemas físicos (pidió asistencia para tratar de recuperar su maltrecha muñeca derecha). Los dos primeros sets fueron dos gotas de agua. ‘Fogna’ arrancó con tres juegos consecutivos, una ventaja que supo administrar a la perfección en la primera manga, pero que no pudo imitar en la segunda.

Cuando la carga parecía más pesada que nunca para Nadal, que cedió su servicio en cuatro ocasiones (tantas como en todo el US Open) y sólo se había apuntado tres de los trece primeros juegos, el español se reactivó. Tiró de lo que le ha llevado a estar a un solo paso de recuperar el número uno del ranking, oficio y sacrificio. Fe y talento. En Pekín, Nadal se vistió de Nadal y aún no era tarde. De los doce juegos siguientes, once fueron para el manacorí. 2-6, 6-4 y 6-1. Rafael lo había vuelto a hacer. Y ahora sólo está a un partido de encaramarse a lo más alto del cajón ATP.

Las cuentas del número uno

La victoria de Nadal -la 64ª de la temporada- acerca sus opciones de lucir la próxima semana la etiqueta de top 1 de la ATP, sin necesidad de esperar a lo que haga Djokovic durante estos días. Sólo una victoria le basta. De ser así, el español se aseguraría terminar en Pekín con al menos 11.160 puntos, una cifra que el de Belgrado no sería capaz de superar ni saliendo de China con el trofeo debajo del brazo. Nole sólo opta a 11.120 puntos si logra repetir el título logrado la pasada campaña. En caso de que Nadal no supere las semifinales –se encontrará con Berdych-, sumará 1.040 puntos al final de esta semana, una cifra que le permitiría ser la mejor raqueta del mundo, siempre y cuando Djokovic no ganase en Pekín.

Nadal juega sin la responsabilidad de igualar una marca y con el deseo de ascender al Olimpo de nuevo. Tal vez los números le concedan su deseo. Tiempo al tiempo.

  • lola del castillo

    POr estas cosas sigo a Nadal, porque sus partidos está llenos de emoción, épica, y me hacen vibrar. Poruqe viéndole se sufre y se disfruta al mismo tiempo. El mas grande de la era open sin ninguna duda. Leyenda

  • Luyindula

    Y porque es el único que sin estar acertado y un poco espeso es capaz de ganar torneos… y eso si que es admirable.
    pdt: para los administradores, no funciona el formulario de contacto! gracias!

  • echavarri

    Este es uno de esos partidos de los que hablaba Toni Nadal. De la importancia de ganar jugando mal. Brutal lo de Rafa!

  • Vassel_Kohl

    oh la la nadal. que gran match hoy una victoria y a por el numero uno alleeeezzzzz!!!

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados