Murray debuta con paso firme

Redacción desde la ciudad de Madrid

Por Víctor Varona | El número 2 del mundo, Andy Murray, volvió a la hierba de Wimbledon con el objetivo de mejorar el resultado del año pasado (semifinales ante Federer), conseguir el título, y repetir de esta manera el éxito logrado en 2013 cuando levantó la copa de campeón. El escocés dejó atrás la derrota en la final de Roland Garros y llegaba con buenas sensaciones a la cita en el All England Lawn Tennis and Croquet Club después de ganar en Queen´s.

Liam Broady, jugador inglés de 22 años nacido en Stockport (la misma localidad que el mítico Fred Perry), invitado por la organización, iba a ser el primer obstáculo en su camino hacia la final del día 10 de julio. Sereno, concentrado y muy seguro empezó el partido Murray que pronto consiguió romper el saque de Broady. El escocés hacía gala de una gran contundencia con su servicio, 72% de primeros dentro y tan solo un punto perdido con él (12/13). Muy superior a su compatriota que se limitaba a observar cuando Murray sacaba y sin poder defender tampoco sus servicios. Con mucha solvencia y en apenas 20 minutos se apuntó el primer set el número dos del mundo (6-2).

El segundo parcial comenzaba igual que terminó el anterior. Broady no conseguía empujar al fondo de pista a Andy Murray, con golpes poco arriesgados, tan solo dos ganadores, que no desaprovechaba el segundo cabeza de serie del torneo para irse en el marcador. Tampoco tardó en llegar el break a favor del escocés. No soltaba el pie del acelerador Murray que, al igual que en la primera manga, era letal con su servicio: 89% de puntos ganados con su primer saque y sin conceder ninguna opción de rotura a su rival. Nada que hacer para Broady. En menos de una hora de encuentro Andy Murray sumaba el segundo set (6-3).

Una losa muy grande para Broady que además perdía su saque nada más comenzar el tercer parcial. A Pesar de esto, el inglés mejoró su juego. Más suelto y confiado, sus bolas corrían más e incluso dejó un bonito punto con una derecha paralela en carrera que arrancó los aplausos de la grada. Con dos sets en contra, solo le quedaba disfrutar. Una mejoría que le sirvió para pelear sus servicios e incluso los de Murray cuando gozó de dos oportunidades de rotura aunque bien salvadas por el escocés. El inglés iba a remolque con ese break de desventaja y eso acabaría por condenarle. El ganador en 2013 acabaría cerrando el set por seis juegos a cuatro.

Al final, victoria solvente de Andy Murray en su debut. Arrancó con paso firme en su carrera hacia el título y se verá ahora las caras en segunda ronda con el jugador nacido en Taiwán Yen-Hsun Lu.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados