Muguruza arde en Sofía

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

Abriéndose paso a puro zarpazo. Así avanza Garbiñe Muguruza bajo el indoor de Sofía. En el Torneo de Campeonas ya ha apartado a Ekaterina Makarova y Flavia Pennetta, la número 11 y 15 mundial, dejando un reguero de autoridad que ya a nadie escapa. Porque por vez primera ha enlazado triunfos ante las 15 primeras clasificadas, un síntoma de costumbre en causar grieta. Porque, también, mantiene intacto ese desparpajo para desafiar a quien vive en pisos más altos de la lista. La caraqueña reta más que ninguna otra porque acumula en la temporada hasta ocho triunfos ante el top-20, el estatus que pretende alcanzar en el indoor búlgaro y así afrontar 2015 desde una posición de verdadera autoridad. De las que atraen miradas en el vestuario y temor en los sorteos. Antes de pensar en todo eso, sin embargo, tuvo que sobrevivir a una montaña rusa (0-6 6-1 6-1) con más igualdad competitiva de lo pueda indicar la holgura de los parciales.

“He empezado nerviosa y, sobretodo, no haciendo lo que tenía que hacer para ganarle a Pennetta, porque estaba jugando un juego que le venía bien a ella” se confesaba Garbiñe, que planteó de entrada un partido a ritmo templado, dejando margen para que la italiana le acelerase las piernas en lugar de ser ella quien agitara los brazos. “Ha estado tan cómoda que no he podido ganar un juego y así se me ha sido el primer set. Me he dado cuenta de ello, de que tenia que cambiar y he empezado a jugar agresiva sin dejarle jugar a ella”. Entonces surgió la tenista que está levantando caras en Bulgaria. La misma que redujo a tres juegos a una semifinalista del US Open y que ahora tiene entre los dedos superar la fase de grupos. “No dejes en ningún momento de pegar con fuerza. Tienes que impedir que ella te mueva. Entonces vas a ver cómo empieza a sufrir”. Las palabras de Alejo Mancisidor actuaron como revulsivo en el interior de la caraqueña, encontrando el rumbo para doblegar por segunda vez a la curtida jugadora de Brindisi. Fue, además, una muestra de carácter, capacidad para cambiar el rumbo ante la campeona de Indian Wells, toda una top-15, a la que agujereó con una treintena de tiros ganadores en los dos últimos parciales.

En un partido abierto con más alternativa de la aparente, Garbiñe remó en un ambiente que llamaba a bajar los brazos. Superando un 6-0 inicial y levantando hasta cinco pelotas de quiebre en el primer juego del tercer parcial, ignorado los chillidos de pulmones y piernas una mujer cuya temporada acumula más de un centenar de encuentros. Los esfuerzos de quien puede cerrar el año en llamas después de abrirlo con una baja de seis meses como freno. ”No puedo pensar si estoy clasificada o no” declaró tras colorear de victoria sus dos primeros encuentros y orientar la mente hacia la francesa Cornet, su último obstáculo en la fase de grupos. “Aquí todos los partidos cuentan, con puntos y para la confianza. Es otro partido duro y estoy super motivada. Me siento muy bien jugando aquí”.

En Sofía, arrasando primero y sabiendo sufrir después, una Muguruza dispuesta a mirar a los ojos.

Otros resultados de la jornada

Andrea Petkovic se convirtió en la primera semifinalista del torneo. La alemana derrotó a Dominika Cibulkova (7-5 6-3), dejando el futuro de la eslovaca a expensas del resultado que consiga Carla Suárez este viernes. En el otro gurpo, la francesa Alizé Cornet batió a Ekaterina Makarova (6-1 6-4) antes de que la rusa, primera cabeza de serie, anunciara su renuncia al torneo por una lesión de espalda.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados