La magia de Federer se impone a Bautista

Ander Millan desde la ciudad de Donostia

El poseedor de 90 títulos ATP consiguió entrar en los cuartos de final del Masters 1000 de Miami. Tras una hora y 57 minutos de juego, Roger Federer doblegó a Roberto Bautista por 7-6(5), 7-6(4). Un encuentro donde hubo mucha lucha, sobre todo mental y donde el español mostró su enorme competitividad para poder plantar cara al hombre que mejor en forma se encuentra en este comienzo de temporada 2017.

No fue un comienzo nada sencillo ya que el español tuvo que sobreponerse a situaciones adversas cuando era él quien estaba sirviendo. El poco ritmo que estaba infringiendo el de Basilea acompañada de su magia se unían a la falta de táctica y en muchos momentos parecía bajar mucho el ritmo cuando la situación se le ponía de cara. Bautista no desechó sus oportunidades y su regularidad le llevó a resolver juegos que estaban siendo muy peligrosos. La activación mental desde el primer golpe le permitió estar muy metido en el choque, ya que el rival podía sorprender con cualquier recurso. Aun así, los magos también suelen caer con sus propios trucos y el cabeza de serie No. 14 consiguió romper el servicio de Roger para colocarse con 5-4 y saque.

Pese al quiebre, el futuro del parcial aún no se pudo dirimir. Federer se concentró y mostró su calidad para obtener el contrabreak. El suizo sabía que tenía que hacer las cosas de manera ordenada para poder derrotar a un tenista tan disciplinado como Bautista. Llegaron al Tie-Break cada uno sacando adelante sus respectivos servicios y un punto pudo poner patas arriba toda la muerte súbita. El mago volvió a poner en acción su juego y el primer set fue a parar para el cuarto preclasficado.

Un primer juego de casi ocho minutos, al comienzo del segundo parcial, ponía muy de cara el partido para el campeón de 18 Grand Slams, al poder obtener la rotura en una situación que parecía estar muy atada con la sensación psicológica. No fue así y el español como si nada hubiera pasado continuó muy enganchado en el partido. Logró el contrabreak con alguna que otra ayuda de su adversario pero con muchísimo mérito al no perder consistencia en su método de juego.

Al avanzar el set, el castellonense podía verse en alguna ocasión dueño del set dominando bastantes puntos con el ritmo de juego favoreciendo sus expectativas pero delante tenía a un genio que no se iba a dejar sorprender. Roger sabía que salvar su saque también valía oro y en algún momento se reprochó la ejecución de algún golpe como un problema táctico. Y de nuevo se citaron en el Tie-Break. Allí, un mini-break del campeón de dos títulos durante esta temporada le situó con una considerable diferencia viendo como marchaba la manga. Logró aguantar con ella y finalizó  el choque alzando los brazos sabiendo de la importancia de la victoria lograda ante un tenista tan exigente. En cuartos de final tendrá al otro lado de la pista a Tomas Berdych que se deshizo de Adrian Mannarino por 6-3, 7-5.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados