Garbiñe se agarra a París

Javier Méndez desde la ciudad de París

Cuando la muñeca no acompaña, no existe más remedio que recurrir a una máxima: actitud y carácter. Agarrarse a la pista, jamás entregar una bola por perdida, pelear cada punto como si fuera el último. Son preceptos básicos en el manual de buena conducta de cualquier entrenador. Y Garbiñe Muguruza aplicó la receta de manera brillante en la Philippe Chatrier para sumar su novena victoria consecutiva en París, la segunda en esta edición. La vigente campeona de Roland Garros estuvo contra las cuerdas ante el descaro de Anett Kontaveit, que firmó 36 golpes ganadores, antes de remontar el encuentro por 6-7(4), 6-4, 6-2. La español sigue adelante en la tierra batida francesa, un territorio donde su raqueta continúa blindada.

Apenas bastó un juego para que Kontaveit exhibiera su carta de presentación con un repertorio de golpes suficientes para desbordar a la española en los primeros veinte minutos. Prácticamente sin dar tiempo a su rival a aterrizar en la Central francesa, ya mandaba 5-2 en el marcador. Con un prodigioso descaro en una raqueta de 21 años, una potencia desmedida y precisión de orfebre para tocar las líneas en sus tiros de fondo, la estonia fue desmontando a la última campeona de Roland Garros. Pero Garbiñe aceptó el cuerpo a cuerpo, accedió al intercambio de ganadores y tiros a discreción, buscando con sentido desarmar al rival. La española se agarró a la pista para devolver la ventaja y firmar un tie-break, que se le acabó escapando.

La fuerza y desparpajo de Kontaveit, con la confianza de haber tumbado unas semanas antes a la española en Stuttgart, parecía ilimitada. El escenario motivaba a una jugadora que se sentía cerca de protagonizar la sorpresa de la jornada. Un break inicial en la segunda manga le concedió la razón, pero el tiempo se la acabó arrebatando. Y una Garbiñe que se negó a entregar su corona. “Ahora sé cómo llevar el tercer set. Será muy típico, pero la experiencia de verme en esa situación me ha ayudado a manejarme mejor”, aclara la española. “Iba perdiendo set y 3-1 y ella estaba jugando bien, agresiva, con eficacia en los golpes. He querido seguir luchando porque sabía que si seguía luchando, tarde o temprano tendría mi oportunidad”. Y así fue. Muguruza le dio la vuelta al partido y en tercera ronda se medirá a Yulia Putintseva.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados