Ferrer aguanta los impulsos de Basilashvilli

Ander Millan desde la ciudad de Donostia

Tras llegar de ganar en Bastad, David Ferrer se amueblaba en el ATP 500 de Hamburgo. Tenía que jugar el partido en la jornada de ayer pero a causa de la lluvia, se tuvo que suspender y tener que reanudarse en el segundo turno de la pista central. Tras dos horas y un minuto derrotó a Nikoloz Basilashvilli por 6-2, 3-6, 6-1 en un choque que tuvo que aguantar los impulsos del adversario. En el primer parcial, el tenista de Jávea fue muy superior con su juego además de que el georgiano falló muchísima pelota. A la hora de restar, derechas dentro de la pista, reveses… aunque también bolas forzadas.

Ese ritmo le favoreció al octavo cabeza de serie para situarse por delante en el electrónico. En el segundo parcial el jugador de Georgia pudo relajarse y poco a poco fue logrando ganadores. Su nivel estaba ascendiendo y logró que el español corriera a lo largo de la cancha sin que tuviera el control de los instantes anteriores. Logró un quiebre vital después de haber conseguido otro poco antes. Le llevó a igualar la cita aprovechando que su derecha podía correr mucho sobre la pista ya que la bola no cogía mucha altura y podía empalar con garantías e imprimiendo muchísima velocidad.

Llegó el tercer parcial. Ferrer comenzaba a servir y pudo salvar un juego muy importante ya que Nikoloz pudo acechar. Mentalmente fue muy importante ya que el No.62 del mundo cayó en el aspecto psicológico y los errores no forzados volvieron a llegar para que el tenista español fuera constantemente sumando los juegos y logrando breaks para llegar a servir con 5-1. La precipitación de David y el todo o nada de Basilashvilli le dio el juego al de Tbilisi para después obtener un juego en blanco. Finalmente, el hombre que venía de conseguir un título dos años después, logró acceder a segunda ronda con la primera bola de partido que dispuso. Una semana más tarde, volverá a tener enfrente a Federico Delbonis. Lucharán por un puesto en cuartos de final.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados