A Federer le sobran piernas

Rafael Plaza desde la ciudad de Sevilla

Un día después de sobrevivir a cinco pelotas de partido, Roger Federer derrotó 6-4 y 6-2 a Roberto Bautista y se citó en los cuartos de final del Masters 1000 de Shanghái con Julien Benneteau (6-3 y 6-4 al estadounidense Sock). El triunfo del campeón de 17 grandes, que será número dos del mundo desde el próximo lunes, reflejó como pocas cosas el estado de su cuerpo, que pese al desgaste sufrido en el estreno (se fue a dormir a las cuatro de la mañana en China tras un pulso frenético de 2h41m) no tuvo consecuencias sobre la pista. Los números lo respaldaron: Federer se quedó a dos victorias de las 60 cuando en todo 2013 solo sumó 48.

El suizo abordó el encuentro con las ideas claras. Cualquier ocasión fue buena para ver a Federer atacando la red, donde ganó 22 de los 24 puntos que disputó. El español, al que acompaña ahora Javier Piles, entrenador de David Ferrer durante 15 años, no encontró armas para detener al suizo. Como en el Abierto de los Estados Unidos, Bautista vivió sus juegos al saque con agobio y pocas veces dijo algo al resto, donde se procuró una bola de rotura que no logró aprovechar. A diferencia de los jugadores que disparan combado, el juego del castellonense (muy plano) no molestó a Federer, que agradeció entrar en un tiroteo directo del que salió victorioso.

Antes de la victoria del suizo, Feliciano López ganó 6-3 y 6-4 a John Isner, al que también había derrotado en su último precedente este mismo año en Wimbledon. Tras eliminar a Nadal, el toledano dio continuidad a su victoria apeando al estadounidense, que vio cómo el número 22 del mundo le rompía dos veces el servicio y anulaba sus 14 saques directos fiado a sus argumento de siempre: el tenis de la vieja escuela que se atreve a practicar en plena era de la fuerza y la potencia.

El español, que se unió a David Ferrer en los cuartos de final de Shanghái, se medirá ahora contra el ruso Youzhny (5-7, 6-3 y 6-2 a Juan Monaco) por un puesto en las semifinales del Masters 1000 asiático. El encuentro le ofrece un jugoso premio: otra oportunidad para dejar huella en la élite a los 33 años.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados