Arruabarrena encarrila la serie

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

De un bosque espeso a una carretera despejada. La victoria de Sara Sorribes ante Paula Ormaechea en el primer partido de la jornada marcó el signo del segundo duelo del día en Buenos Aires. Lara Arruabarrena, que en su cuarta eliminatoria con el equipo de Copa Federación saltaba por fin a la pista para hacer su debut, se deshizo con una facilidad pasmosa de María Irigoyen (6-0 y 6-1 en 49 minutos) poniendo el 0-2 a favor de España en la serie ante Argentina y encarrilando la salvación del equipo capitaneado por Conchita Martínez, que sólo necesita un punto más para certificar su plaza en el Grupo Mundial II en la temporada 2016.

El encuentro fue un auténtico monólogo para la número uno española, que comenzó rompiendo el servicio de su rival en el primer juego. La tolosarra, número 88 del ránking WTA y que llegaba a la serie en un buen estado de forma del har-tru de Charleston, dominó el encuentro desde el inicio y ganó todos los juegos que disputó al resto. Irigoyen, 226 mundial y lejos del nivel de una tenista top-100, se ahogó desde el primer momento. La jugadora zurda, oriunda de Tandil, no conseguía hacer daño con su golpe de derecha y se vio incapaz de fabricar puntos ganadores ante una Arruabarrena que demostraba su superioridad en cada intercambio. La española sumó 22 golpes ganadores y tan sólo cometió 12 errores no forzados, la mayoría de ellos en el octavo juego del partido, el único que se apuntó la argentina, estando curiosamente al saque Lara.

Si el primer set finalizó con un rotundo 6-0, el segundo tuvo unos tintes similares. El boquete en el flanco del revés que tenía Irigoyen no hizo sino aumentar el número de desaciertos mientras Arruabarrena generaba ventajas en cada golpe que ejecutaba. Con la grada bonaerense desangelada, el triunfo de la jugadora con mejor ránking de toda la serie era tan sólo cuestión de tiempo. Los juegos iban pasando y cayendo del lado español hasta que el partido murió en el minuto 49 del duelo. Lara extendió la palma de su mano en gesto de celebración hacia el equipo capitaneado por Conchita Martínez, que ve así mucho más cerca la permanencia en el Grupo Mundial II, evitando así el barro de tener que disputar eliminatorias zonales en 2016.

“Que Sara [Sorribes] pusiese el 1-0 me dio tranquilidad”, aseguró la tenista tolosarra a pie de pista, nada más finalizar el encuentro. Con un debut inmaculado en la competición y con el alivio de afrontar la eliminatoria con un marcador muy favorable, Arruabarrena abrirá mañana la segunda jornada ante Paula Ormaechea con un objetivo claro: cerrar la serie y sellar la permanencia. La salvación está muy cerca.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados