Almagro se lleva el duelo fratricida para citarse con Djokovic

Ander Millan desde la ciudad de Madrid

Dos tenistas españoles que han estado entre los 10 mejores del mundo del ránking ATP, abrían la pista Arantxa Sánchez Vicario. Nicolás Almagro fue quién salió victorioso frente a Tommy Robredo por 6-3, 3-6, 6-1 en una hora 39 minutos con la garantía de tener una expectación importante por detrás ya que su siguiente adversario, en segunda ronda, será el actual campeón del Mutua Madrid Open, Novak Djokovic.

No fue un típico encuentro de rallys largos y de terminar con la última gota de sangre del oponente. En los primeros juegos, se respetaron los servicios mutuamente hasta que llegó el momento acechador del murciano con el que quebró. Allí se acabó la paz y el catalán opuso resistencia para colocar la igualdad. Sin embargo, otro quiebre definiría el trayecto del primer set.

Metiendo una cantidad respetable de primeros servicios, se mantenían igualados aunque llegó un momento en el que Nicolás decayó mentalmente tras un largo peloteo y aquello lo aprovechó Tommy para disponer de una rotura que sería vital en el transcurso de la manga. No obstante, el tercer set fue un paseo militar para Almagro. Ascendió su nivel, siendo muy agresivo desde el fondo de pista y alimentándose de winners. Su oponente no pudo continuar a ese ritmo tan alto.

Llegó el 0-5 y 0-40. Robredo tiró de entrega para evitar el rosco y levantó un juego muy adverso además de cuatro bolas de partido. Aun así, el actual No.76 del mundo dispuso de su servicio para cerrar pese a tener que salvar una bola de rotura.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados