De carne, hueso y sueños

Xavi Segura desde la ciudad de Barcelona

Dicen que cuando a uno le cambia la vida, se vuelve un tanto especial. Yo siempre he pensado que esos cambios no se deben a la vida, sino a cada uno de nosotros. Las personas pensamos, entendemos e interpretamos la vida de forma distinta. Hay gente que se conforma con lo que tiene. Viven de manera tranquila, sin excesos, sin esfuerzos, sin apenas objetivos complicados. En cambio, hay otros que convierten su vida en un reto constante.

Rafa Nadal es una de esas personas que persiguen sus sueños. Para él es más importante ser cada día mejor jugador que ser número uno o levantar un Grand Slam. Creo que es una de las principales diferencias entre Rafa Nadal y la mayoría de los jugadores. Mientras que los demás juegan para ganar títulos, él juega para ser mejor.

Los que le conocemos desde hace años seguimos viéndole igual que siempre, pero es inevitable pensar en todo lo que ha hecho este chaval. No sólo es para sentirse orgulloso de él como deportista, sino también como persona. Durante las semanas de Copa Davis es cuando tengo la oportunidad de convivir más con él. Rafa es un chico descaradamente de grupo, de equipo. Le encanta dialogar con la gente, hacer equipo o participar en cualquier proyecto de grupo. Pero sobre todo le encanta picar a la gente. Es un chaval muy bromista, pero de los que también sabe encajar muy bien las bromas cuando se las gastamos a él.

Rafa es una persona con una enorme ambición. Ese carácter ganador hace que sienta la necesidad de luchar siempre por conseguir lo que se propone. Y ese carácter no sólo lo muestra dentro de las pistas. También fuera. En el único momento que pierde los papeles es con dos cosas: la PlayStation y el fútbol. Y si van ambos juntos…

Yo disfruto mucho jugando a la consola con ellos. Normalmente jugamos a un juego de fútbol por parejas. Son tandas de tres partidos y antes de empezar apostamos algo que hay que hacer si pierdes. Las apuestas son bastante graciosas (si no te toca hacerlas, claro) y los partidos se viven con mucha intensidad. En una eliminatoria, cuando Rafa marcó el gol de la victoria, salió corriendo al balcón de la habitación. Y tal era su estado de locura que al abrir la puerta, ¡se quedó con el pomo en la mano! También es muy divertido ver a la pareja Marc-Rafa picándose constantemente mientras juegan… ¡y eso que van en el mismo equipo!

Rafa es un ejemplo tanto dentro como fuera de las pistas. Dentro, ya lo conocemos todos. Fuera, es una persona a la que vale la pena conocer. Y os aseguro que todos los que le conocemos nos sentimos muy orgullosos de él.

  • YOLANDA MEDEL

    He tenido el privilegio de estar cerca de Rafa durante varias veces en Paris,alojandonos en el mismo hotel,debo reconocer que no puede ser una persona mas sencilla y mas cercana.Siempre una sonrisa,siempre dispuesto a contestar tus preguntas,a firmarte autografos,a hacerse fotos…..Y del tema de la play….jajaj recuerdo como una noche nos hizo esperar a que bajase Moyá y Nalbandian a recepcion,habian perdido y tenian que bajar en calzoncillos y hacer flexiones…….unas pasada!! Son momentos que te hacen ver el lado humano de una extarterreste!!

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados