Creativo. Por encima de todo hay una característica que distingue a Guillermo García López: la creatividad. Además, diría que es un jugador con una gran destreza. Muy completo. Cuando es capaz de mantener el equilibrio entre su solidez y esta creatividad logra sacar su mejor tenis.

Trabajé durante cuatro temporadas junto a Guille hasta el verano de 2011, una fecha en la que el de La Roda asaltó el mejor ranking (top-23). También conseguiría en Bangkok una campaña antes su primera victoria ante la mejor raqueta del mundo, Rafael Nadal, para acabar levantando el título sobre pista dura cubierta. García López ha evolucionado durante toda su carrera y creo que ahora ha encontrado un estado de madurez y equilibrio personal que le permiten manejar mejor sus emociones y, por consiguiente, mejorar su juego.

Este curso ha logrado importantes victorias ante top-10 como Tomas Berdych (octavos de final de Montecarlo) o Stan Wawrinka (primera ronda de Roland Garros), así como levantar un trofeo en Casablanca. Aunque estas victorias pudieran llamar la atención, en mi caso nunca me sorprendieron los resultados de Guillermo. Cuando se siente tranquilo y feliz consigo mismo su tenis es de los mejores del circuito.

En cuanto al techo de Willy no podemos conocerlo hasta el día que decida retirarse. De momento, lo veo muy bien y en una línea ascendente. Ya ha dado un paso más al frente y si sigue ganando partidos en París, ¿por qué no? Acabará metiendo la cabeza entre los mejores.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados