Se cumplen 10 años del primer clásico entre ambos. Yo no trabajaba aún con Rafa, pero tuve la suerte de poder verlo en directo. Partido nocturno, y recuerdo las ganas que tenía Rafa antes de saltar a la pista. Rafa respeta a todos sus adversarios, mejores o peores, pero tengo claro que desde pequeño siempre ha salido a la pista pensando que podía ganar, sin importar el nombre del rival. Jugó un gran partido y derroto 3 y 3 a todo un Federer que por aquel entonces ya era número uno indiscutible.

Podemos analizar el porqué de la superioridad de Rafa en estos clásicos desde dos aspectos: técnico-táctico y mental. En cuanto al primero, decir que el golpe más utilizado, y diría que efectivo, por parte de Rafa es el drive cruzado con mucho efecto y pesado, lo que obliga a Roger a golpear el revés con la pelota muy alta. Este golpe es de los más difíciles del tenis, porque tienes que calcular muy bien el bote, generar fuerza lejos de tu centro de gravedad y la rotación para el golpe se complica mucho. Con esto no quiero decir que Federer vaya a fallar al primer golpeo, pero a base de incidir una y otra vez, su juego va menguando y a medida que transcurre el partido el suizo se suele sentir más y más incómodo. En esta situación es muy complicado hacer un cambio de dirección paralelo, ya que tienes que ajustar muy bien el punto de impacto en la pelota.

Además, a Federer le gusta jugar los puntos a cuatro o cinco golpes, y para mí es el jugador que más y mejor se anticipa, lo que te quita mucho tiempo para poder recuperar tu posición en la pista. Pero Rafa es el mejor defendiendo estos inicios de jugadas y obliga al suizo a jugar un golpeo más de lo que le gustaría. Su cabeza no está preparada para jugar cada punto sufriendo, y en los momentos decisivos del partido, los más tensos, para mí Rafa tiene una ventaja sobre Roger: para dañarle no tiene que tomar grandes riesgos, su pelota intermedia ya es incómoda, mientras que Federer tiene que arriesgar para dañar a Rafa, y en esos momentos de tensión es realmente muy difícil ejecutar golpes arriesgados.

En cuanto al aspecto mental, cuando derrotas a un jugador varias veces, sales a la pista con una predisposición o determinación diferente, más convencido de que el partido puede ser tuyo. Con esto no quiero decir que Roger salga derrotado de antemano, faltaría más tratándose de un jugador de tanto talento, pero sí que siempre hay algún momento del partido en el que siente esa presión. Y Rafa en esto es de otro mundo; no he visto a nadie que te haga sentir que para ganarlo vas a tener que sudar sangre y encima vas a necesitar que te salga todo aquello que pruebes. En mi opinión, Federer necesita que el marcador sea muy amplio a su favor y que el partido sea al mejor de tres sets.

Para terminar me gustaría decir que jamás he visto un jugador que haga el tenis más bonito y sencillo que Roger. En cuanto a Rafa, decir que tiene una habilidad descomunal, a pesar de que la gente pueda pensar lo contrario, y un poder de intimidación compitiendo sobrenatural.

  • juegosetpartido

    Decir también que por lo visto en los últimos enfrentamientos entre Rafa y Roger, el patrón de juego del manacorí que “utilizaba” contra el suizo ha cambiado. Desde el Masters 1000 de Cincinnatti la táctica de Rafa de jugarle muchas bolas al revés ya no se produjo estrictamente. Le varió mucho más, jugándole muchos golpes paralelos a la derecha de Federer.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados