La retirada de David Nalbandian es una noticia triste. A lo largo de su carrera ha aportado muchísimas cosas al tenis por su carisma y por tener un talento muy especial. Es muy elegante y ha creado mucha afición alrededor suyo porque da gusto verle jugar. Su estilo crea atracción y afición por el tenis. En el momento en el que le ves jugar de cerca, es inevitable quedarte observando: es increíble la capacidad que tiene para hacer cosas con una raqueta y lo fácil que parece.

En mi caso, la noticia es aún más triste porque me considero muy fan de David. Es un jugador que siempre me ha encantado por su forma de jugar y considero que es muy buena persona. He visto partidos suyos buenísimos en los que me he enganchado a la televisión. Con otros jugadores puedo ver un rato de partido en televisión y cansarme. Pero con Nalbandian es imposible dejar de admirar su juego hasta que finaliza el encuentro porque da gusto ver su tenis.

Yo tuve una anécdota muy graciosa con Nalbandian que recordaré siempre. En la previa de los partidos, los tenistas solemos entrenar una media hora para calentar. El pasado verano en Miami me encontré a David y le comenté que me encantaba su manera de jugar. Y aprovechando la situación le sugerí medio en broma la posibilidad de que al día siguiente viniera a jugar conmigo en la previa del encuentro que yo debía disputar. Él respondió: “Dale, me apunto”. Pero evidentemente, yo pensé que había quedado en una pequeña broma y me olvidé del asunto. Al día siguiente llegué a las pistas de entreno a coger las pelotas para ir a realizar el calentamiento previo. Y allí, en la hoja de inscripciones de horarios de los entrenos, veo que se había apuntado para de verdad calentar conmigo. Y allí estaba. En ese calentamiento pasé más nervios que en el propio partido.

Aquel día pude sentir en mi raqueta lo mismo que se ve desde fuera: su gran tenis y la tremenda facilidad que tiene para practicar este deporte. Es una lástima muy grande su despedida. Le deseo en su nueva vida lo mejor del mundo y espero que podamos seguir viéndole en el circuito, quizá como entrenador.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados