En 2015 estrenamos circuito. Después de que Nike dejara de esponsorizar el Junior Tour me puse manos a la obra para hablar con los clubes y comprobar que estaban conformes en continuar con este torneo (no hay que olvidar que cada prueba es del club y el circuito lo único que hace es una función de nexo entre cada evento). Una vez que me dan su aprobación, presenté la idea a la Federación Española (RFET), que mostró su interés para encabezar este proyecto juvenil de prestigio de estas características.

El circuito consta de seis pruebas, tanto para categoría sub 12 como sub 14. La primera será en enero en la Ciudad de la Raqueta de Madrid, en febrero se trasladará hasta el Club Español de Valencia, en Semana Santa se desplazará hasta el Club Deportivo Valldoreix (Barcelona), en junio se marchará al Club Atlético Montemar (Alicante) y a la Academia Sánchez-Casal (Barcelona), mientras que en julio terminaría en el Stadium Casablanca de Zaragoza.

Luego, habrá dos pruebas correspondientes a los Campeonatos de España (alevín e infantil) disputados en julio, que también puntuarán de cara al Master Nacional que se celebrará en septiembre. En lugar de convocar una prueba internacional como en el Nike, los ganadores del Master Nacional de este circuito obtendrán un billete para la Orange Bowl, que es el campeonato del Mundo para estas categorías alevín e infantil. En Florida (Estados Unidos), contra los mejores de su edad… sin duda, supone un gran atractivo.

Aún estamos negociando el sponsor que daría nombre al circuito. Además estamos pendientes de la pelota oficial, el servicio de encordado… Varias marcas han mostrado su interés y ahora tendremos que decidir cuál será la que se una al proyecto. No obstante, queremos contar con el apoyo de la gente. El hecho de que la RFET esté detrás es muy importante. Hay que crecer, tomar nuevas ideas y proyectos. Una idea buenísima sería que los padrinos del circuito fuesen los capitanes de Copa Davis (Carlos Moyá) y Copa Federación (Conchita Martínez).

La importancia de este tipo de circuitos es vital para que las grandes rivalidades a estas edades tengan la oportunidad de medirse en mayor número de ocasiones, para que otros jugadores comprueben cuál es su verdadero nivel e incluso otros puedan iniciarse en este tipo de eventos de carácter nacional. Pero al fin y al cabo, buscamos otros valores como la diversión y el buen clima. Una barbacoa, un curso de mini-tenis o una charla técnica, hacen que el torneo, además de ser un referente a nivel de tenis y que tenga también otras actividades. Algo más que tenis.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados