¿Ganará Federer otro Grand Slam?

David Menayo
Si me hubieras preguntado hace justo un año, te diría que sí sin dudarlo, pero la pésima temporada que está firmando Federer en 2013 me ha hecho cambiar de parecer. Nunca le vi tan hundido anímicamente ni tan lejos de su mejor estado de forma.Los dos primeros Grand Slam del calendario no me parecen los más idóneos para que Federer los sume a su excelso palmarés. El estado de forma, talón de Aquiles del suizo en las última fechas, es fundamental en el Open de Australia. Este handicap podría repetirse en el US Open, que llega a final de temporada con el depósito ávido de combustible.En Roland Garros sus opciones siempre han sido mínimas, más ahora con el nivel de Nadal, Ferrer y Djokovic -el gran reto del serbio-. Donde tengo un resquicio de duda es en Wimbledon, su jardín, pero jugárselo a una carta me parece excesivamente arriesgado.
Enrique Yunta
Es difícil encontrar argumentos sólidos como para pensar que Roger Federer pueda volver a ganar un grande. Se le ha enterrado mil veces y mil veces ha resucitado, pero sí que es verdad que esta vez parece inevitable su eclipse. El escaso nivel que ha demostrado esta temporada, con derrotas sonoras ante rivales de escasa entidad y en territorios fetiche para él como el All England Tennis Club, conducen directamente al no. Federer no está, ni mucho menos, al nivel de Rafa Nadal o de Novak Djokovic, incluso lejos de otras raquetas como la de Andy Murray o el pelotón de los secundarios. Sorprende verle tan lejos de la cima en la clasificación, pero es la situación real de un tenista que ahora apenas transmite. Su juego no es tan alegre, no se mueve con la misma soltura y ha dejado de competir como se espera de él. Y eso que cuesta horrores descartar a una leyenda como él, tan ilustre ese apellido que se entiende como sinónimo de Grand Slam.
Javier De Diego
Tantas veces hemos borrado del mapa al suizo y tantas veces nos ha dejado en evidencia que da respeto abordar una pregunta tan directa; sin embargo, veo poco probable que Federer vuelva a levantar un título de Grand Slam. Al margen de la edad, solo recuerdo a Agassi como ganador de major superados los 32, ni la inercia de resultados, ni las sensaciones del jugador, ni el nivel de sus rivales permiten ser optimista con respecto a las opciones del suizo. Cinco años mayor que los otros tres componentes del llamado Big Four, me cuesta pensar que tenistas del nivel de Novak Djokovic, Rafael Nadal o Andy Murray vayan a fallar a la vez en las grandes citas en las que además juega a su favor la extensión de los partidos. Aún nos levantará del asiento con su elegante y mortífera derecha, seguro que sí… lo otro quedó atrás.
Jesús Mínguez
Desgraciadamente, creo que Federer no volverá alzar un grande. Y me duele, porque el tenis del suizo me parece mágico. Viéndole flotar he disfrutado mucho. Pero este año no se ha asomado a ninguna final de Grand Slam y el experimento de probar con otra raqueta lo interpreto como una búsqueda de algo que ya no tiene dentro. Ha perdido la chispa. Pero tiene tanta clase que sí puede ser un factor desequilibrante cuando se cruce con Djokovic o Murray. No tanto con Nadal, que ahora está por encima de los tres. Dice Federer que quiere continuar hasta los Juegos de Río, en 2016. Entonces tendrá 35 años y no me gustaría asistir al espectáculo de un genio penando en los cuartos de final de los torneos. Ojalá le quede un último fogonazo y sea capaz de aprovecharlo. Y el Masters, cuando todo el mundo está saturado, quizá pueda ser una buena oportunidad.
© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados