Qué tiempos aquellos… ¿Recuerdan cuando la Copa Davis era la gran competición del mundo del tenis? Yo no. Lo más reciente es ver a Rafa Nadal defendiendo los colores de España en una eliminatoria de permanencia. Meritorio… y excepcional. De las últimas 10 eliminatorias, Djokovic se ha perdido tres con Serbia, Nadal seis con España, Murray seis con Gran Bretaña, y Ferrer tres con España. Sigamos. Berdych una con Chequia, Del Potro cinco con Argentina, Federer cinco con Suiza, y Tsonga cuatro con Francia. A veces por lesiones. El resto, por saturación o desmotivación. Razones aparte, los ocho mejores tenistas juegan de media sólo el 58,75% de la supuesta Copa del Mundo de tenis.

Ahora imaginen conmigo. Final de temporada. 15 días. Superficie y sede rotatorias (aunque por mí, Buenos Aires perenne). Ocho selecciones en una misma ciudad con todas sus estrellas. Dos grupos de cuatro. Todos contra todos con dos duelos individuales y un dobles al mejor de tres sets. Las dos mejores selecciones de cada grupo a semifinales, los dos terceros se salvan y ambos cuartos descienden de categoría.

Un gran Mundial de tenis con todos los focos del deporte mundial alumbrando y todas las estrellas brillando. Me consta que entre los tenistas es un tema recurrente y varios lo apoyan (Rafa Nadal lo reconoció en El Partido de las 12 de la Cadena COPE). Por cierto, la pista central de Roland Garros se construyó para que Los Cuatro Mosqueteros franceses defendiesen la Copa Davis que ganaron en territorio estadounidense. Hacía falta un estadio que hiciese honor a tamaña gesta. Era 1927. Qué tiempos aquellos…

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados