¡Por fin! España está en el  Grupo Mundial, después de dos años en la segunda división de la Copa Davis. Tuvo que ser en India donde el equipo confirmó su ascenso a lo más alto del tenis internacional (5-0). Eso sí, a pesar de acabar el sábado por tres a cero, no ha sido una eliminatoria cómoda para el equipo.

Para empezar, el viaje fue largo y con más de tres horas de diferencia respecto a España. En cuanto a la comida es muy diferente a la que estamos acostumbrados en España o incluso Europa (muchas especias y una forma de cocinar muy particular la de los indios). No obstante, tanto en el hotel como en las instalaciones nos occidentalizaban bastante el menú. Pero lo que más nos ha afectado ha sido el clima. Tanto el calor como la humedad nos lo han puesto difícil esta semana.

El día a día ha sido como en todas las eliminatorias. Entrenamientos por la mañana y tarde, y muy buen ambiente en el grupo. A mí lo que más me ha llamado la atención ha sido el trayecto del hotel a las pistas. Ir en coche por Nueva Delhi es un espectáculo. ¡Una auténtica locura!

Eso sin mencionar la cantidad de bocinazos que realizan todo el día los conductores. Por la calle te puedes encontrar desde perros callejeros, ratas, bueyes, cabras… En fin, un país muy curioso, pero que te garantiza la amabilidad de su gente. Siempre con buena cara y muy tranquilos.

Ahora sólo espero que tengamos un poco de suerte este próximo día 22 de septiembre y podamos empezar el asalto a la Ensaladera del 2017 en casa… ¡Que ya va siendo hora!

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados