Durante mucho tiempo, Novak Djokovic pareció vivir en un estado de levitación permanente. Todos los adjetivos se quedaron cortos para describir su incontestable autoridad. Máquina. Robot. Depredador. Entraba en un estado en el que parecía imposible inmutarle. Su piel era impenetrable.

En estos últimos meses, la vulnerabilidad ha asomado y el número dos del mundo busca colocar los pesos justos en su balanza interior.

“La palabra equilibrio es la que busco siempre”, explica Nole. “Especialmente en pista porque ahí debes estar entre buena determinación, intensidad, buena energía y también agresividad en el sentido positivo de la palabra. Al mismo tiempo uno tiene que estar sereno y vivir el momento y el presente”.

“No es fácil encontrar el momento ‘trance’. Necesito trabajar no sólo mentalmente, también físicamente. Necesitas tiempo, experiencia. Y es fácil perderlo, es como la confianza”, apunta después.

El trance, esa constante búsqueda de un estado místico, es objetivo primordial de Djokovic. Eso no quita que sea capaz de analizar su partido -en este caso la victoria sobre Joao Sousa- con total transparencia.

“Ha sido un buen primer set, he hecho prácticamente todo lo que quería. Luego desde mitad del segundo hasta mitad del tercero le he permitido creer que podía volver a meterse en el partido y ha empezado a jugar mejor y yo quizá he levantado un poco el pie del acelerador. La manera en la que he terminado el partido en los dos últimos juegos ha sido muy positivo, tal y como he empezado”.

La última incorporación a su rutina de entrenamiento es el entrenamiento visual. Un sistema que mejora sus funciones cognitivas, donde entrena la reacción.

“Soy uno de esos atletas que busca ese pequeño porcentaje de mejora en todo lo que hago. Constantemente. Creo que es algo muy interesante que me puede ayudar, porque el tenis es algo muy dinámico. Todo pasa en menos de un segundo, especialmente cuando te toca restar servicios a más de 200 kilómetros por hora”.

“Si me puede ayudar a nivel subconsciente y mejorar mi instinto, es genial”.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados