“El año pasado, tras ganar el título en Tokio, Nico vino a verme. Llevaba un tiempo diciéndome que era un buen jugador de dobles. A final de temporada creyó en mí y me dijo: juguemos un año juntos. Así que estoy muy agradecido de estar aquí”. Habla Pierre Hugues Herbert, que a sus 24 años responde en sala de prensa a las preguntas de los periodistas tras alzar junto a su compatriota Mahut el título del Abierto de los Estados Unidos. El niño bonito de la modalidad construye la historia del tenis galo en el último punto del partido, convirtiendo a su compañero y de paso a él mismo, en la primera dupla de nacionalidad gala en ganar tal evento.

En la tarde del sábado, Nicolas Mahut y Pierre Hugues Herbert construyen la leyenda. Esa que ni siquiera pudieron fabricar ‘Los cuatro Mosqueteros’. Henri Cochet, Jacques Brugnon, René Lacoste y Jean Borotra sumaron una gran cantidad de torneos del Grand Slam pero jamás pisaron siquiera una final en el major neoyorquino. Ochenta años después, un veterano que buscaba su primer gran trofeo y un joven que está empezando en la modalidad consiguieron lo que los tenistas más grandes de la historia francesa no alcanzaron a lograr. Jamie Murray y John Peers, dos buenos doblistas, pero alejados de la excelencia, acabaron sucumbiendo en el partido por el título por 4-6 y 4-6 en 69 minutos.

Era el día de Nicolas Mahut, que tantas tardes tuvo que soportar el amargo trago de ver la puerta del triunfo cerrarse abruptamente cerca de su rostro. Era el día de Pierre Hugues Herbert, un jugador de pura escuela francesa, elegante y potente a partes iguales, y con una clase difícil de igualar en la modalidad. Este jovencito ganará todos los Grand Slams de dobles que quiera. Que igual no son demasiados, porque hace dos semanas alcanzó su primera final ATP en individuales y parece que tiene todavía mucho margen de mejora cuando se encuentra con tan sólo un rival al otro lado de la red. En definitiva, ayer ganaron dos caballeros franceses, que durante algo más de una hora hicieron recordar a Los cuatro Mosqueteros. A una nación ganadora.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados