En el momento de redactar estas líneas nada oficial se sabe sobre el seleccionador de España para la Copa Davis en 2014. Si a las diversas fuentes consultadas sumamos el denominador común de las impresiones aportadas por compañeros periodistas, la situación puede resumirse del modo siguiente: Alex Corretja dejará el cargo después de dos temporadas al frente del primer equipo (no parece que la Federación le haya transmitido su intención de que continúe) y su sucesor será cualquier de los ex números 1 mundiales españoles que ya no están en activo, con ventaja considerable en las apuestas de Carlos Moyà sobre Juan Carlos Ferrero. Son también los jugadores que con sus puntos decisivos dieron a España sus dos primeras victorias en el torneo.

Quizás no sea muy popular mi opinión inicial sobre que en ambos casos el puesto llegaría muy pronto. Ni el balear ni el valenciano tienen experiencia en haber acompañado como primer entrenador a algún jugador en el circuito, tan solo Ferrero ha desempeñado dicha función de modo muy puntual con Nicolás Almagro, al que alberga en su academia de Villena. Claro, que más prematura hubiera sido la designación de Ferrero la primera vez que sonó para el cargo, cuando todavía estaba en activo. De acuerdo con este criterio, y si prescindimos de cualquier retorno al puesto, quizás sí serían válidos técnicos como Alberto Berasategui, Francis Roig o Galo Blanco.

No obstante, con un calendario tan incómodo y el sorteo tan desfavorable como el que ha recibido España, el designado debe ser un buen relaciones públicas y muy cercano a los jugadores. La diferencia de potencial del equipo nacional puede ser tan amplia en función de quienes se comprometan para luchar por la Ensaladera que el rendimiento de los convocados puede pasar a un segundo plano. Rafa Nadal declaró en Madrid que no importaba tanto el capitán sino el sorteo. Una vez que este no ha sonreído, lo mejor es la elección de un seleccionador que sea del agrado de los que pueden decidir jugar o no hacerlo, para que no vuelva a repetirse una desbandada como la de Vancouver en febrero.

  • elgransupej

    Hombre pues ya que te pones, Francis Roig, que gestionará mejor el tema Nadal.
    Mientras no pongan a Tomás Carbonell.

  • YOLANDA MEDEL

    Me gusta lo que has escrito,lo has dejado muy claro,ahora solo nos queda esperar que tomen una decision de acuerdo con los jugadores,con el equipo tecnico,con quien crean necesario para que La Armada siga brillando como debe.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados