El peso del alma, el azar y la historia

21. Los gramos que pierde una persona en el instante que muere. El peso del alma. 21. El paraíso que busca una persona cuando juega al Black Jack. El peso del azar. 21. Los títulos que sueña el tenis español en este 2013. El peso de la historia.

Al menos de la historia reciente del deporte de la raqueta. Allá por 1996, los Sampras, Agassi, Chang y compañía ganaron 20 títulos para Estados Unidos. El país de las barras y estrellas llevaba 21 de los últimos 23 años dominando el circuito, llegando hasta los 45 títulos por temporada. Connors, McEnroe y sus coetáneos habían marcado el camino.

Pero en 1997 algo cambió. Apareció España con 17 trofeos, los mismos que los yankees. Y al año siguiente se repitió el empate. Bruguera o Berasategui habían dejado paso a los Costa, Corretja, Moyá o Ferrero. Y después a Nadal o Ferrer. ¿El resultado? El tenis español ha liderado la clasificación de conquistas anuales en 11 de los últimos 16 años. Los seis últimos consecutivos. Y el 12 de 17 está al caer.

En 11 de los últimos 16 años, España lideró la clasificación de títulos

Precisamente 17 son los títulos que han cruzado los Pirineos en este 2013. Rafa Nadal va camino de superar su mejor temporada en números brutos. Ha mordido ya diez trofeos por los once que saboreó en 2005. David Ferrer aún está lejos del irrepetible 2012 pero aporta 2 títulos, los mismos que Tommy Robredo. Y Albert Montañés, Feliciano López y Marcel Granollers también han sumado esta temporada.

Gracias a ellos, España lidera todas las categorías ATP: Gran Slams (2), Masters 1000 (5), ATP 500 (2) y ATP 250 (8). Es más, sin contar los títulos de Rafa y sólo con los siete ganados por el resto de la Armada, España seguiría liderando la clasificación con un triunfo más que Francia. Y si dejamos el circuito mundial y miramos hacia abajo, el tenis español es tercero en Challengers (8 por los 9 de Alemania y los 12 de Estados Unidos) y de nuevo primero en Futures (39 por los 36 de Francia). Aquí Pablo Carreño o Jordi Samper se merecen los honores.

Para establecer un nuevo récord el tenis español necesita 4 trofeos en 10 torneos

Pero quedan algunas preguntas en busca de respuesta. ¿Escalará Nadal la muralla china de Pekín? ¿Y los rascacielos de Shanghai? ¿Se vengará Almagro de la afrenta olímpica en Tokyo? ¿Sobrevivirá Ramos a la gélida Moscú? ¿Estrenarán Ferrer o Verdasco el palmarés español en Estocolmo? ¿Tocarán Andújar o Gimeno-Traver con la Filarmónica de Viena? Más preguntas. ¿Volverá a quedarse en casa el trofeo de Valencia como ha hecho en ocho de los últimos diez años? ¿Conquistará Rafa la patria de Roger en Basilea? ¿Repetirá Ferrer su Master 1000 de París? Y por último, ¿ganará Nadal el único gran trofeo que le falta en la Copa de Maestros?

Simplemente con que cuatro de esas diez preguntas tengan respuesta afirmativa, el tenis español batirá un nuevo récord y alcanzará los 21 títulos conquistados. Y volverá a demostrar que el tenis moderno habla la lengua de Cervantes y Machado. Por si las cinco Ensaladeras en el siglo XXI y las 14 raquetas perennes en el Top 100 no pesasen lo suficiente. En 2010 nos quedamos en 20. Ahora toca buscar el soñado 21. El peso del alma, el azar y la historia.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados