Buceando en la época dorada

Les llamaron el Big-4 por sus hazañas dentro de la pista. Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray llevan dominando el circuito desde hace una más de una década. Todavía hoy, a las puertas de 2015, los cuatro siguen marcando el ritmo en la élite. Enfrentados en multitud de ocasiones en todos los rincones del planeta, estas son las diferencias que les separan en las principales facetas del juego.

Saque

Roger Federer. Es el mejor golpe del suizo. Incluso cuando no está fino en su juego, es el tiro que al final le termina sacando de todos lo apuros. Con el saque sigue marcando diferencias, es su tiro más determinante y el golpe que más puntos gratis le aporta. Utiliza todos los efectos a la perfección. Su principal cualidad con el servicio es la forma en la que logra cambiar continuamente las direcciones porque las domina todas: cuerpo, abierto y a la t. Su segundo saque es también el mejor de los cuatro jugadores del Big-4.

Rafael Nadal. Siempre se ha hablado mucho de que el servicio de Nadal es flojo, que no está al nivel de sus otros golpes ni tampoco al nivel de los otros tres jugadores del Big-4. Es verdad que Nadal con su saque no gana tantos puntos gratis ni directos como Federer, Djokovic o Murray, pero si nos acogemos a la efectividad en las estadísticas que cada jugador tiene durante el año, Nadal es el jugador más efectivo de los cuatro con su servicio y el que más porcentaje de puntos tiene ganados con el primer servicio.
 Al contrario que los otros tres, que buscan con su servicio puntos directos para que la bola no les vuelva, el campeón de 14 grandes busca con el saque mucha más colocación que fuerza, con un gran porcentaje de primeros servicios para así poder coger la iniciativa del punto con su derecha y mandar.
 Al ser zurdo, tiene una ventaja de inicio respecto a los otros tres siendo diestros y por ello busca abrir mucho la pista hacia la zona del revés con su saque cortado. Eso le facilita mucho el objetivo final de mandar con su primer golpe de fondo para no perder la iniciativa del punto.
 Con su segundo saque es verdad que la cosa cambia y sufre más que Federer y Djokovic.

Novak Djokovic. Tuvo un momento muy complicado de desconfianza con este golpe cuando decidió cambiar biomecánicamente un movimiento del saque con Todd Martin, pero una vez que volvió a su golpe natural y lo automatizó ha ido mejorado mucho su servicio año tras año, tanto en efectividad como velocidad y consistencia. Al igual que a Federer, le aporta muchos puntos y es cada vez más determinante con este golpe.

Andy Murray. Tiene un gran primer servicio y cuando está fino gana muchos puntos gratis con su primer saque, pero estadísticamente es de los cuatro jugadores el que peor rendimiento saca a este golpe.
 Con su segundo servicio es más vulnerable y cuando se trata de restar el segundo saque es el más atacable que el de Federer, Nadal y Djokovic.

Resto

Roger Federer. Hoy en día, es muy difícil restar a la velocidad con la que viene el saque jugando el revés a una mano como hace Federer. De hecho, hay solo 10 jugadores que jueguen con revés a una mano dentro de los 50 primeros del ránking. Con la rapidez a la que se juega actualmente al tenis, tener el revés a dos manos es una gran ventaja si lo comparamos con tenerlo a una mano.
 Aún así, por la rapidez y la anticipación que tiene Federer restando es un jugador muy bueno también en este golpe, aunque claramente por debajo de los otros tres jugadores comparados.



Rafael Nadal. Los cuatro son grandes restadores, muy rápidos de mano y extremadamente rápidos de ojos para anticiparse a la pelota, pero aquí la palma se la lleva Nadal y fundamentalmente en tierra. En tres de las cuatro estadísticas que se refieren al resto, el mallorquín es superior a sus oponentes: es el que mas puntos gana cuando se trata de restar el primer servicio, el que más veces rompe el saque del contrario y el que más puntos de rotura convierte. Solo se queda segundo detrás de Djokovic en puntos ganados al resto con el segundo servicio del contrario.
 Técnicamente, al igual que hace Murray, le gusta jugar en una posición más retrasada para tener unas décimas de segundo y así tener más tiempo a la hora de restar, fundamentalmente en pista de tierra, ya que de esta forma puede imprimir más carga de efecto liftado y altura a la pelota para que cuando la reciba su contrario venga con muchísimo peso y así dificultar el control del golpeo. 
Aunque al restar en una posición más retrasada pierda algunos metros a la pista, cosa fundamental hoy en día para atacar y coger pronto la iniciativa del punto, restar con mucha más altura y profundidad le permite tener algo de mas tiempo para volver lo antes posible a la línea de fondo y poder coger así cuanto antes la iniciativa.



Novak Djokovic. Utiliza el resto de forma diferente a Nadal. Es mucho más agresivo y directo con este golpe que el español, sobre todo en pistas rápidas. Su posición en la pista a la hora de restar es mucho más avanzada y al jugar tan metido dentro del campo resta mucho tiempo de reacción al sacador para poder pensar una vez que ha golpeado con su servicio. Su bola sale mucho más plana y casi siempre intenta, sobre todo en rápida, jugar muy profundo y rápido al medio de su oponente para que se le eche encima la bola y así pueda coger la iniciativa rápida del punto en el siguiente tiro.
 Cuando resta el segundo saque del contrario, fundamentalmente con su revés, es letal: se tira encima de la bola y le sale rapidísima de su raqueta.

Andy Murray. Como ya he dicho antes, adopta una posición muy retrasada en la pista cuando se trata de restar y aunque no es tan agresivo en el resto como otros jugadores, puede serlo si lo necesita dependiendo del rival y de cómo esté el partido en ese momento. Es un jugador tremendamente efectivo con este golpe porque hace jugar todas las bolas y falla muy pocos restos fáciles. Hace mucho más daño con su resto de revés porque lo hace muy fácil y con muy poco esfuerzo. Por su forma de golpear a la pelota, es más efectivo con su resto en pistas rápidas que en tierra batida.

Derecha

Roger Federer. Si se trata de analizar la derecha para pista rápida, el que se lleva la palma es el suizo. Su drive es el más agresivo y directo de las cuatro, tiene más pegada que sus oponentes y biomecánicamente es perfecto. El cambio de ritmo que tiene Roger con su derecha es devastador, acelera tan rápido que es muy difícil seguirle la jugada cuando busca el punto directo, pero también es verdad que al jugar más plano y con más riesgo que los demás, cuando no está con confianza comete más errores de la cuenta. Los otros tres cuando no están finos bajan la velocidad de golpeo, meten más efecto a la bola y por lo tanto intentan cuidarla más a la hora de golpear, cosa que Federer no hace: él siempre sigue fiel a su patrón de pegar duro con este golpe asumiendo muchos riesgos de cometer más errores no forzados.

Rafael Nadal. Si analizamos su golpe de derecha para jugar en tierra, me quedaría sin dudarlo con el drive de Nadal. Le entra a la pelota más de abajo hacia arriba que los otros tres, que la pegan más horizontal o de arriba hacia abajo, pero esta forma de pegar que utiliza Nadal con su derecha se adapta mejor a las pistas de tierra. Golpea con una aceleración enorme y al meterle tanta carga de efecto liftado en tierra, la bola se levanta muchísimo cuando bota y viene con tanto peso y con tanta vuelta que como no le entres perfecto, te hace tocarla mal, porque casi siempre tienes que golpear a la altura de los hombros. Además, al ser zurdo hace que su tiro natural hacia el cruzado encuentre fácilmente el revés del contrario, golpe siempre más defensivo que la derecha, más aún si la pegas a una mano como hace Federer. Pero si se trata de analizarla para pista rápida, la cosa cambia porque el bote de la pelota cuando bota no sube tanto como en tierra y patina más hacia abajo, lo que dificulta notablemente el que la pueda golpear con la misma facilidad que en tierra. Además. como no puede darle tanta altura, sus adversarios casi siempre la pegan a la altura de la cintura y eso hace que no sea tan efectiva.
 Al principio de su carrera, su derecha era más defensiva, pero ahora, a parte de ser el jugador que menos errores no forzados comete, es un jugador mucho más agresivo con este golpe y también mucho más agresivo en la posición en la que juega los partidos. Hoy intenta estar siempre cerca de la línea de fondo y esto hace que tenga que defenderse menos.

Novak Djokovic. Tiene una empuñadura oeste un tanto cerrada. Cuando no está con confianza es de los golpes que más le cuesta mover rápida la mano, pero cuando está tiene esa confianza, hace lo que quiere con su derecha. No es un drive tan directo como el de Federer. El serbio la utiliza para preparar el punto y mover una y otra vez al contrario por toda la pista y una vez que ve el tiro ganador claro, o que su contrario se queda corto, tiene un cambio de ritmo y una determinación en el golpeo brutal.

Andy Murray. De los cuatro jugadores es el que juega más a la contra con sus golpes. Tiene mucha paciencia para jugar puntos largos con su derecha, prepara mucho el punto desde el fondo de la pista hasta que ve el momento idóneo de poder jugar con su derecha definitiva y atacar. A veces, abusa demasiado de vivir del error del contrario para así no tomar demasiados riesgos, pero cuando necesita ser más agresivo lo es y tiene un cambio de ritmo en su velocidad de pelota altísimo. Su bola, al ser muy plana, es mucho más efectiva en rápida que en tierra.

Revés

Roger Federer. Técnicamente es perfecto, pero no es tan efectivo como el de sus compañeros aunque es también muy bueno. Dentro de todo el repertorio tan extenso de golpes que tiene, su golpe de revés liftado es el más vulnerable de todos, donde todos la mayoría de los jugadores le intentan atacar. Es el único del Big-4 que lo juega a una mano y como ya he dicho en otra ocasiones, con lo rápido que se juega hoy en día en el tenis, para competir con el revés a una mano hay que tener una calidad excepcional, sobre todo cuando se trata de restar y defender.
 Pero si hablamos de su revés cortado, la cosa cambia. Hace lo que quiere con este golpe y provoca mucho daño. El revés cortado paralelo corto es de otra dimensión. Le mete mucho efecto y la pelota cuando bota no se levanta apenas del suelo. Esto provoca que sus adversarios solo puedan levantar la pelota por encima de la red para que Federer se invierta con su derecha en el siguiente golpe y tome la iniciativa del punto.
 Sin duda, de los cuatro, es el que mejor revés cortado tiene de lejos.

Rafael Nadal. Con el paso del tiempo ha ido mejorando mucho este golpe, pero no necesita ser tan agresivo como Djokovic o Murray porque tácticamente lo utiliza menos que ellos, ya que en los partidos su patrón táctico es intentar jugar y atacar siempre con su derecha, que es el golpe con el que crea las jugadas y con el que toma los riesgos a la hora de definir el punto. Con su revés arriesga menos.
 Utiliza menos el paralelo que Murray o Djokovic, pero su revés cruzado abriendo ángulos y su pasante son excepcionales.

Novak Djokovic. Me quedo con el del serbio, aunque el de Murray también es muy bueno. Es el más agresivo de los cuatro con este golpe. Si tiene tiempo y le permites que se monte encima de la bola, como cuando resta un segundo saque, es letal. Hace lo que quiere con este golpe, pero fundamentalmente con el paralelo si está inspirado te deja clavado. Tiene una coordinación con sus pies impresionante para llegar siempre bien colocado detrás de la pelota con su revés, aunque esté en una situación extrema de defensa. Tiene mucha sensibilidad y es frecuente verle golpear a mucha velocidad y de pronto dejarte parado con una dejada utilizando los cambios de ritmo de forma espectacular.

Andy Murray. Es el golpe mas natural del británico y el que más facilidad tiene para ejecutar. Falla muy poco con este tiro y tiene mucha calidad para mover y cambiar las direcciones del juego. Con el paralelo, al igual que Nole, te hace mucho daño. Tiene muy buen cambio de ritmo con el revés cortado y la dejada. Además, utiliza mucho el cortado para romper el ritmo del contrario. Con el resto de revés tiene una calidad enorme y neutraliza y bloquea la velocidad de su oponente en el saque con una facilidad pasmosa.

Volea

Roger Federer. Es un autentico maestro cuando ejecuta cualquier volea ,no necesita preparar tanto el punto como sus compañeros para poder cerrar el punto con su volea. Federer hace lo que quiere con este golpe, las tiene todas atadas y le aporta muchísimos puntos en un partido. Le da igual como prepararlas: o bien creando jugadas desde el fondo de pista para cerrar las jugadas en la red, o bien haciendo directamente saque y red. Técnicamente es perfecta.

Rafael Nadal. Es uno de los golpes que más ha mejorado en los últimos años. Al principio de su carrera le costaba mucho acercarse a la red para ganar puntos, pero ahora es muy frecuente verle en un partido ganar puntos en esa zona de la pista. Es verdad que esta efectividad viene marcada porque crea muy bien las jugadas desde el fondo de la pista y cuando sube a la red muchas veces llega en posiciones muy claras para definir el punto.

Novak Djokovic. Al igual que Nadal, ha mejorado mucho su volea en los últimos años y se ha preocupado también de entrenar e introducir en su juego el cerrar las jugadas en la red. Cuando sube es muy efectivo, crea ta bien las jugadas desde el fondo de la pista con tiros muy definitivos en la aproximación, que cuando golpea con su volea tiene una clara posición en la red para ganar el punto.

Andy Murray. No es un jugador que se prodigue mucho con este golpe. Aún siendo técnicamente bueno con su volea, es un tiro en el que no tiene mucha confianza. Cuando sube es porque ha creado una buena jugada y al quedarse corto el tiro del contrario se ve obligado a cerrar el punto en la red, pero de los cuatro tenistas del Big-4 el que menos busca su volea.

Juego de pies

Roger Federer. No se mueve en la pista, levita por ella. Lo hace con una facilidad asombrosa, como si realmente no se moviera tan rápido, pero es difícil verle jugar en posiciones claramente defensivas. Es verdad que de los cuatro es el más agresivo y que su patrón de juego, a diferencia de los otros tres, es ir a por el punto en el menor número de golpes posibles, lo que le permite no tener que jugar tanto en zonas defensivas.

Rafael Nadal. Cuando está eléctrico, su juego de pies es espectacular. Es el que más depende de sus piernas por su patrón táctico del juego, ya que siempre que puede intenta invertirse y golpear todas las pelotas con su derecha. Tal y como se juega de rápido hoy en día en el circuito, para hacer esto tienes que ser más que rápido con tus pies. La movilidad de pies que tiene Nadal en una pista de tierra no la tiene ningún jugador del circuito. En pista rápida no es que no sea tan buena su movilidad, el problema es que normalmente sus golpes no son tan efectivos y esto hace que no pueda llevar tanto la iniciativa del punto, aunque cuando está en forma ha llegado a tal grado de excelencia, que si está fino le da igual el tipo de pista que sea, siempre que el bote de la bola no sea muy bajo al tocar el suelo. La movilidad de Nadal se ciñe más en la potencia y explosividad de sus piernas, cosa que le permite llegar a bolas casi imposibles.

Novak Djokovic. Espectacular también como se mueve el serbio en una pista, fundamentalmente en pista rápida. Su coordinación, flexibilidad y rapidez le permiten llegar a bolas imposibles, aunque ha ido mejorando muchísimo también en pistas de tierra. La movilidad de Djokovic para recuperar bolas imposibles se basa más en su elasticidad, coordinación y anticipación

Andy Murray. También es un jugador muy rápido porque es evidente que para estar en el nivel que ellos están el juego de pies es fundamental ,pero dentro de lo rápido que Murray es ,es el menos espectacular de los 4 en este sentido.

Mentalidad

Roger Federer. Hasta que Nadal se interpuso en su camino, todo lo que hacía Federer en una pista se acercaba mucho a la magia. Muchas veces se le veía hacer la ley del minimo esfuerzo en un partido y acababa ganándolo como si nada, pero si realmente comparamos a los tres primeros jugadores, el suizo no tiene la misma capacidad de sufrimiento que tienen Nadal y Djokovic. Tener un repertorio tan espectacular y agresivo de golpes, hace que tenga mucho menos desgaste que los demás, pero cuando llega al momento más crítico del partido jugando entre ellos, a día de hoy es sin duda más vulnerable mentalmente hablando que Nadal y Djokovic. 

Rafael Nadal. No hay ningún jugador en el mundo tan bueno como el español en el aspecto mental. El compromiso, la entrega y la capacidad que tiene ante la adversidad en cada partido es tan grande que hace que el espectador disfrute mucho solo observándolo y que le haya merecido la pena verlo, aunque el partido haya sido malo. Es dificilísimo lo que hace en cada partido, pase lo que pase al margen del resultado siempre desde la primera pelota hasta la última está concentrado. Cuando está en el umbral máximo de estrés, Nadal sube una marcha más de efectividad y hace que casi siempre se termine decantando el partido para su lado. Es el que mejor canaliza todas sus emociones.



Novak Djokovic. Cuando ya era muy bueno era un jugador muy competitivo, pero irregular en la parte mental. En los últimos años es donde más ha mejorado y el motivo por el que ha conseguido llegar hasta el número uno mundial. Cuando coge la racha de máxima confianza es un jugador imparable, fundamentalmente en pista rápida. Poco a poco está acortando el terreno de ventaja que le sacaba siempre Nadal en este aspecto y cada vez se le ve más capacitado para hacer todo lo que se proponga. Aún así, en mentalidad estando los dos jugadores en su mejor momento, Nadal sigue siendo superior en esta faceta.

Andy Murray. Es un jugador muy competitivo, pero que siempre le faltaba dar el paso final en los torneos más importantes cuando jugaba contra alguno de los otros tres. Al igual que en casi todo lo que hemos comparado anteriormente, está por debajo de sus compañeros en el aspecto mental. Es mucho más visceral e irregular que todos ellos y es muy frecuente verle hablar mucho en pista de forma muy negativa. Se despista con mucha frecuencia.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados