Benditos argentinos, maldita Davis

En países como Estados Unidos, Australia o España, la Copa Davis es un torneo cuya historia está jalonada de hazañas, triunfos, gestas, alegrías y proezas. Una fuente de inspiración bajo la que han  proliferado héroes capaces de alcanzar la gloria provocando el delirio de sus respectivas naciones.

Pero Argentina vive anegada en el desconsuelo permanente. Con el sinsabor del sueño no conquistado y con la desdicha de un amor no correspondido. La hinchada albiceleste anhela más que ninguna otra afición la preciada ensaladera. Su contagiosa pasión, su persistente vehemencia y su perpetua predilección por la Davis es admirable. El politeísmo tenístico profesado en tantas naciones aquí se considera herejía. En Santa Cruz, Jujuy, Corrientes, Córdoba, Buenos Aires, La Pampa o Rio Negro el monoteísmo es incuestionable: la Davis es adorada por encima de todas las cosas.

La Davis es deseada en Argentina por encima de todas las cosas, pero el país no conoce la gloria que de la Ensaladera

Las preguntas son embarazosas. Y el eco perpetuo obtenido por respuesta ha sido siempre desolador: ¿Por qué Argentina nunca ha conquistado la máxima competición organizada por ITF? ¿Qué sucedió en las finales del 1981, 2006, 2008 y 2011?

Hoy, los interrogantes han quedado desempolvados por un periodista que acompañó al equipo nacional en 54 eliminatorias y cuyo afán investigador le han llevado a publicar “Maldita Davis”. Un relato colmado de Peleas, celos, conflictos, y egos. Una historia plagada de deslealtades de infamias de complots, y de pactos secretos. Su autor, Danny Miche, atiende a TENNISTOPIC y nos desentraña alguno de los capítulos más amargos de su libro.

Generaciones de tenistas que no supieron o pudieron resolver sus diferencias. Camadas de talento superadas por las circunstancias. Hornadas de ilusión incapaces de conjugar el verbo unión. Vilas, Clerc, Jaite, Squillari, Puerta, Zabaleta, Chela, Cañas, Gaudio, Coria, Acasuso… Sueños rotos. Ambiciones quebradas.  Todas, menos las de Nalbandian, un tenista que vive por y para esta competición, un jugador que alteró calendarios, que planificó temporadas y que hubiera cambiado todo por haber levantado el título que se le escapó en 2008 y que vivió en primera persona Danny Miche:

“En Mar del Plata se hizo todo mal desde el principio. En la elección de la sede se pelearon, Nalbandian maltrató a Del Potro desde el “Vamos”, hubo pelea de jugadores y no se comportaron con todo el profesionalismo que debían. En la previa salieron de noche y con mujeres. Y la codicia y el excedimiento por el dinero ayudaron a que Feliciano y Verdasco acabaran ganando aquella final increíble que fue la posibilidad más grande que nunca tuvo Argentina de conquistar  la Davis”.

“Nalbandian maltrató a Del Potro en la elección de la sede de la final de 2008 y hubo peleas de jugadores”

Desde fuera de Argentina resulta complejo advertir porqué Del Potro no llega al corazón de la afición de la misma manera que lo hace Nalbandian y son inciertos los motivos de su dispersa implicación con el equipo nacional. ¿De dónde provino esa mala relación? ¿Por qué Nalbandian se ha retirado del tenis profesional sin conquistar una Davis?

“En Argentina no está bien vista la actitud de Del Potro. Mucha gente no le perdona y ha quedado muy enojada. Desde que asumió Martin Jaite la capitanía, Del Potro debió haber liderado el equipo argentino dentro de la cancha y el no asumió y no quiso aceptar ese liderato. Y de hecho, jugó mucho menos de lo que debió. A la República Checa en 2012 fue con una actitud demagógica que a veces tienen los tenistas diciendo que juegan por la gente y no por el equipo o por sus compañeros. Jugó solo el primer día con Stepanek. El domingo, cuando Argentina perdía 1-2, él debía jugar el cuarto punto con Berdych pero le dolía la muñeca y dijo que no quiso jugar…Lo cierto es que tuvo una actitud rara durante toda la serie. No quiso ir a la cena oficial del miércoles y Jaite se enojó con él. Y los dos primeros días se fue a entrenar al margen de sus compañeros en otro club con un sparring. Pidió un auto con videos polarizados…En definitiva, tuvo una actitud insólita e incomprensible, una actitud de divo. Desde ese momento algo se quebró con el público argentino”.

¿Es irreconciliable la postura entre Juan Martín y el resto del equipo nacional? ¿Es posible su retorno al equipo? “En la primera ronda de este año, cuando Argentina le ganó a Alemania en febrero sin Del Potro, (aunque los jugadores lo hayan negado está confirmadísimo porque yo lo escuché) en el vestuario los jugadores le hicieron cánticos “un poco agresivos” a Delpo dedicándole el triunfo”.

“Tras ganar en la primera ronda de 2013 hubo cantos dedicándole el triunfo al ausente Del Potro”

Danny Miche no es un confabulador ni un urdidor de complots. Es un periodista que ama al tenis y a su país. Un relator que sueña con poder publicar algún día otro libro que narre el triunfo albiceleste en la Davis. “El día que Argentina se dé cuenta de que más allá de los egoísmos y más allá de las miserias puedan realmente sincerarse y tener un objetivo en común…en ese momento la Copa Davis será para Argentina empezará a ser bendita y no maldita”. Existe el firme convencimiento de que la ilusión derribará a los egos y que algún día el sol de Parque Roca iluminará la plata de una ensaladera. Algún día…

  • lola del castillo

    Para hanar la Davis hace falta tener al menos un tenista capaz de ganar a cualquiera, y una buena pareja de dobles.Wn 2008 con Nalbandian todavía a un buen nivel y del Potro colocado entre los ocho mejores del mundo, y frente a una España sin Nadal, y con un Ferrer falto de energía era su oportunidad de oro. Pero se obsesionaron con poner una pista contra Nadal, y para ellos mismos no fue propicia. Ellos mismos se enterraron.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados