La cena de Praga

Ángel G. Muñiz desde la ciudad de Madrid

Ríos de tinta y litros de saliva han corrido para intentar explicar qué pasó después de que España perdiese la final de la Copa Davis en la República Checa. ¿Hubo bronca de Àlex Corretja? ¿Los jugadores se enfadaron y por eso no jugaron al año siguiente en Canadá? ¿Ha influido lo que sucedió en esa cena para el cambio de capitanía? David Ferrer (Xàbia, España; 1982), el gran líder del equipo que España presentó en aquella final, aprovecha esta charla en TENNISTOPIC para contar sin rodeos qué pasó en Praga.

Ganar sus dos partidos, el último seguramente el mejor de su carrera, y perder una final de Copa Davis. ¿Cómo se asume?

Si no el mejor, de los mejores. Se asume positivamente, de verdad te lo digo. Para mí fue el mejor año de mi carrera tenística y aquella Copa Davis fue espectacular. Hicimos final en un año de transición, en un año en que muchos jugadores no jugaron. Yo la primera eliminatoria no la jugué y no iba a jugar más, pero al final jugué. Hicimos final y estuvimos a nada de ganar en un momento que Berdych venía fenomenal y con Stepanek que hizo un quinto partido espectacular. Le he visto muy pocas veces jugar a ese nivel y en los momentos de presión jugó realmente increíble. Yo lo veo positivo porque todos dimos la cara y dimos la talla. Y la gente dice ‘es que se perdió la oportunidad’. No, al revés. Si estuvimos a esto (separa dos centímetros los dedos pulgar e índice) de ganar. Cómo vamos ahora a buscar cosas externas. Fue espectacular.

Y el ambiente… la derrota siempre duele, pero es que habíamos ganado tres veces en los últimos cinco años. Y señores, los otros también han perdido. Argentina perdió dos finales con nosotros y en la cena estuvieron ahí. Porque en la cena, aunque pierdas, están los dos equipos y a nosotros nos tocaba eso. Y había que hacerlo porque somos personas y después profesionales. Y sin embargo yo creo que todos nos quedamos con algo positivo. O yo por lo menos por mi parte.

¿Qué pasó en aquella cena? José María Arenas, el segundo de Corretja, contó en TENNISTOPIC que Álex sacó toda su frustración de la derrota y que a los jugadores no os sentó nada bien.

A ver… (piensa) Es que es mucho menos de lo que la gente pueda decir. De verdad que es muchísimo menos. Se ha sacado muy de contexto aquello que pasó. Al final estábamos disgustados y tristes por todo lo que pasó y era un momento difícil. Y Álex dio su opinión, pero es una auténtica tontería. Han pasado muchas más cosas, incluso peores, con otros capitanes. Discusiones que no han salido nunca a la luz. Yo he tenido discusiones con Emilio Sánchez Vicario, por ponerte un ejemplo, mucho peores que aquello. ¿Y qué pasó? No pasó nada, y tan amigos. Y a Emilio lo aprecio muchísimo. Aquello fue una tontería. Dicen que por culpa de aquello los jugadores no han jugado este año. Eso es mentira totalmente. Porque el calendario está tan ajustado y es tan difícil jugar cada año que no puedes. O juegas la Copa Davis o alargas tu carrera tenística. Y al final tienes que decidir por muy mal que te sepa. Y a mí, por supuesto que me sabe mal no haber jugado la Copa Davis este año, porque a la Davis le debo muchísimo y es donde he vivido mis mayores emociones tenísticas. Y aquello fue una tontería, una discusión pero… ¡nada! Simplemente dio su opinión alzando un poco la voz, pero en Copa Davis hemos tenido muchas más discusiones así.

“La conclusión que yo saco es que no importa si el capitán es Álex, Carlos, Juan Carlos o el que sea. Hay que hacer entender a los jugadores que ellos compiten durante 40 semanas al año y que hay cuatro sólo para el equipo nacional. Un esfuerzo pueden hacer”, también dijo Arenas.

Estoy de acuerdo con José María. El capitán da igual. Al final, esto no es como el fútbol. El capitán lo que tiene que hacer es crear un buen ambiente y elegir a los mejores jugadores, los que mejor en forma están. Y justamente en España hay tan buenos jugadores que es mucho más fácil elegir. El capitán es algo que se adjudica por su trayectoria, por la carrera tenística que ha tenido, y por cómo ese como persona. El capitán al final depende de los jugadores. Tú puedes haber sido número uno, puedes haber sido un auténtico fenómeno del tenis, pero oye, si al final no hay materia prima, ¿qué va a hacer el capitán? Por eso, la gente desde fuera cuando opina ‘es que hay que cambiarlo porque hemos perdido en segunda ronda’. Eso es sumamente ridículo. El capitán, al final, por supuesto que tiene mérito, pero es mucho más intrascendente que cualquier entrenador de fútbol o de equipo.

Del 31 de enero al 2 de febrero Alemania recibe a España en la primera ronda de 2014. Se jugará en pista dura indoor, no en hierba. ¿David Ferrer estará?

No lo sé, sinceramente no lo sé. Hablé con Carlos y, bueno, yo tengo un calendario que empiezo en Abu Dhabi, Doha, Auckland y Australia. Y no va a ser fácil, sinceramente. No va a ser fácil porque si juego muchos partidos no sé cómo llegaré, y si juego pocos quizá no vaya convocado porque no estaré bien tenísticamente. Pero es algo que tengo que hablar con él y tengo que decidir cómo me encuentre en ese momento. Obviamente a mí me cuesta mucho más recuperar, tengo que dosificarme o elegir más cuidadosamente los torneos para estar bien físicamente. Y en este aspecto la Copa Davis al jugarse cada año no es fácil.

¿Puede asegurar que el partido ante Berdych en Praga no va a ser el último que juegue en Copa Davis?

No asegurarlo, pero sí que es bastante posible. Sin duda yo no me he retirado de la Copa Davis y es algo que me motiva. No creo que el de Berdych sea mi último partido de Copa Davis.

  • lola del castillo

    Ferrer no quiere hacer sangre y ha edulcorado la situación de Praga. No cuenta más que un pequeña parte de la verdad. Sin duda la decepción fue muy grande porque es incomprensible que Almagro perdiera con Stepanek, que hace tiempo que está fuera de juego en individuales.Almagro falló estrepitósamente. Si perdió aquel partido, ¿Cómo va a soñar en ganar un M MIl, ó clasificarse para la copa de Maestros?

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados