Carlos Moyà: “Poca gente aguanta el ritmo de Federer cuando juega bien”

Rafael Plaza desde la ciudad de Londres

Mientras Carlos Moyà (Mallorca, España; 1976) conversa con este portal en los pasillos del mastodóntico Millenium Dome, Boris Becker se detiene para saludarle. El capitán de Copa Davis, que disputó cinco veces la Copa de Maestros y se inclinó en una frenética final en 1998 ante Àlex Corretja tras ganar los dos primeros sets, tomó sus primeras notas en Londres pensando en la próxima eliminatoria que en febrero medirá a España contra Alemania.

Pregunta. ¿Es la Copa de Maestros el título que todo jugador desea ganar tras los cuatro grandes?

Respuesta. Sí, diría que sí. Y, quizás, también la Copa Davis para el jugador que no lo haya ganado nunca.

P. ¿Qué recuerdos le trae este torneo?

R. Muy bonitos. Llegar aquí es la meta de todo jugador que no sea Federer, Nadal o Djokovic, porque no se conforman solo con eso. Jugarla cinco años fue una experiencia brutal para mí. Es un torneo muy distinto a cualquier otro. Incluso hubo épocas en las que no se jugaba el dobles, por lo que era mucho más exclusivo. Tengo unos grandes recuerdos. Cuando me retiré aquí, hace tres años, me hicieron una ceremonia en medio de la pista. El torneo está organizado y montado de una forma espectacular.

P. Nadal, número uno a final de año tras empezar en febrero después de la lesión. ¿Cómo se mide eso?

R. Tiene un mérito impresionante. Pocos se podían esperar que después de ocho meses hiciera esta temporada tan fantástica. Probablemente, sea el año más meritorio de su carrera.

P. Ha tumbado otra marca al lograrlo: convertirse en el primer jugador de la historia que acaba en la cima del ránking tres años después de hacerlo por última vez. ¿Cuál es su récord más increíble?

R. Los ocho títulos en Roland Garros es una marca increíble. Aquí juegan los mejores del mundo y en un mal día te vas a la calle porque juegan los mejores del mundo. Y no tener un mal día, e incluso si lo tienes seguir ganando y conseguirlo ocho veces con 27 años… ese es el mayor récord.

P. ¿Cómo le ha visto en Londres?

R. Un poco tenso en los dos primeros partidos. Ahora empieza un torneo distinto para él porque está en semifinales y podrá desplegar su mejor tenis. Ha estado un poco atenazado, sobre todo el partido de Wawrinka. El primer día jugó muy sólido, pero creo que David bajo los brazos un poco rápido. Ahora jugará más suelto, seguro.

P. ¿Llega este año mejor preparado a la última cita que otras temporadas?

R. No recuerdo cómo llegó las otras veces. En teoría, aquí ha llegado justito porque lleva 80 partidos jugados y se perdió todo el mes de enero. Es normal que llegue así, por ese sobreesfuerzo. Esa carrera a la que le ha obligado Djokovic, ganando tres torneos seguidos [Pekín, Shanghái y París-Bercy] para ser número uno, ha sido una gran prueba. Las fuerzas flaquean, no sólo para Nadal. Es un último esfuerzo donde los jugadores titán más de corazón que de cabeza.

P. ¿Por qué Nadal tiene en esta superficie el peor porcentaje de victorias de su carrera, un 66%?

R. Es una combinación. Los demás suben su nivel de juego porque aquí el juego de ataque tiene más recompensa. No hay molestias, no hay sol, no hay viento, todo está perfecto. El que hila muy fino no tiene todos esos factores que encuentra fuera. Federer, que juega muy al límite, desarrolla su mejor tenis. Nadal ha solido llegar siempre un poco cansado al último torneo del año. Ojalá que este año sea una excepción.

P. ¿Qué cambia para él jugar aquí?

R. Su bola no se levanta tanto como en tierra batida o cemento. Esa bola alta que él hace… ante Wawrinka, por ejemplo, pocas veces pudo coger el revés que le molesta. Jugó cómodo en ese aspecto y eso resume la diferencia que hay para Nadal entre jugar bajo techo o hacerlo al aire libre.

P. ¿Quién es el favorito?

R. Estará entre Djokovic y Nadal, probablemente.

P. ¿Y Federer?

R. Hay poca gente que aguante al ritmo a Federer cuando juega bien. Aunque cada vez le cuesta mantener ese ritmo durante más tiempo. Cuando se va un poco, contra estos jugadores, le cuesta el set. Imagino que es tema físico, ley de vida, pero también hace ver que cuando juega bien está capacitado para todo.

P. ¿Le han sorprendido Verdasco y Marrero? Juegan mañana buscando una plaza el partido por el título y son debutantes.

R. Sí. No los había visto mucho y me han sorprendido gratamente. Están jugando con confianza, se complementan muy bien y se clasificaron a semifinales con solo dos partidos disputados, eso demuestra el nivel. Y ganando a Paes y Stepanek, vigentes campeones del Abierto de los Estados Unidos.

P. Siete veces han ganado a Granollers y López. ¿Está la clave de esas derrotas en el fondo de la pista?

R. Es probable. Es de las pocas prejas que quizás aguanta de fondo a Marcel y Marc, pero algo mental debe haber ya. Tienen un nivel muy similar. Y cuando siempre gana el mismo, unos entran con la moral subido y otros tirándose tierra encima. Es mi opinión, sin haber visto los partidos anteriores entre ellos.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados