Budó sobre Carla

Rafael Plaza desde la ciudad de Valencia

Xavier Budó (Gerona, España; 1970) pilota con pericia la carrera de Carla Suárez desde hace varios años. Junto a él, la canaria ha firmado este año una de las mejores temporadas de su carrera, consolidada entre las 20 mejores jugadoras del planeta. Centrado en la planificación del próximo año, donde la española tratará de asaltar un lugar en la zona noble de la tabla, el técnico catalán habló con TENNISTOPIC en Valencia para repasar los progresos de su pupila y analizar el momento actual del tenis femenino a nivel global.

¿Cómo valora el año de Carla?

Muy positivo. Ya hubo un detalle distinto a otros. Otros cursos, en  pretemporada, le marcábamos nosotros los objetivos y este año lo hicimos de manera consensuada entre ella y nosotros. Coincidimos mucho en los objetivos y los objetivos se han cumplido. Ha crecido en nivel, ha mejorado en madurez y como tenista la veo más completa y mucho más hecha. Al final, ha tenido los premios en función de su crecimiento.

Dígame las claves de ese crecimiento. 

Son dos, fundamentalmente. A nivel mental, que es lo prioritario, ha tenido una capacidad de sufrimiento y unos niveles medios de regularidad, constancia y madurez mucho más altos. Y el trabajo que hemos hecho para ganar un metro de pista ha sido básico. Esta vez lo ha hecho a conciencia y esto le ha permitido llevar más el peso de los partidos y jugar más agresiva. Si en el tenis femenino actual no juegas por dominio y agresividad, te quedas siempre estancada.

Habla de ganar un metro de pista. Trabajan con placas para ello. ¿Cómo funcionan?

Sí. Nosotros hemos trabajado siempre con placas. Lo que hacen es marcar los objetivos que tienes en pista y esto sitúa mucho al jugador. ¿Cómo nos ayudaron? Pusimos las placas en un espacio tras la línea de fondo y Carla estuvo mes y medio que de una placa para atrás no podía ir. Y tenía determinados castigos, acordados con ella, si lo hacía (risas). Es una referencia, porque si le dices al jugador que no se vaya hacia atrás, la tenista está jugando y no se da cuenta. La placa te sitúa mucho. En ese sentido estuvo ahí marcada, dentro de la jaula con las placas.

¿Qué espera de 2014?

Fundamentalmente, consolidar el nivel que ha cogido, tanto de patrón de juego como de regularidad. A final año, sobre todo, ha tenido síntomas de irregularidad y esto hay que consolidarlo. Y dar un paso más para que ella acabe de creer en sí misma en los momentos más importantes del año. El ránking de Carla es muy justo. En tenis, ránking y nivel van de la mano. En un deporte que se juega 30 o 32 semanas al año, la clasificación es muy justa. No es como otros deportes en los que te juegas todo en un día cada cuatro años. El ránking de Carla es de top 20, pero para aspirar al top 10 ella debe seguir creyendo en sí misma en los momentos más importantes y seguir siendo valiente y agresiva. Y ahí todavía hemos momentos de dudas.

Todos hablan del revés de Carla. ¿Enseñaría a una jugadora joven a pegar así ese golpe?

No. Cuando Carla empezó  con nosotros le dije que su revés a una mano era de los más bonitos del mundo a nivel técnico, pero que se lo habría cambiado si en lugar de venir a los 18 años, nos hubiera venido mucho antes se lo cambio.

¿Por qué?

Porque es muy bonito de cara a la gente, pero para restar saques que te vienen a 200 kilómetros por hora o para entrar mucho más dentro de la pista es complicado. Si juegas a dos manos, puedes entrar dentro de la pista sin tener que medir tanto porque al final estás pegando una derecha con la mano izquierda. De revés tienes que medir perfecto para ganar el punto golpeando a una mano. Jugar a dos manos es como jugar con dos derechas. Para restar, para estar mucho más estable en los tiros cuando te aprietan o para entrar y ganar puntos, el revés a dos manos te da una estabilidad y fortaleza que no te da el revés a una mano.

Pero el revés a una mano permite abrir más ángulos y cortar mejor la bola. 

Totalmente de acuerdo. El revés a una mano te permite abrir mucho más la pista, eso está claro. Salvo que tengas un revés a dos donde muevas muy bien la segunda, cosa que no es nada fácil porque no lo tiene casi nadie. El revés cortado también es más fácil para la gente que pega a una mano, normalmente porque tienes más facilidades. Mi opinión es que el revés dos manos, actualmente, te da más ventajas que inconvenientes.

¿Puede evolucionar más Carla? El servicio, por ejemplo. 

El saque de Carla es uno de los aspectos que hemos mejorado este año. El porcentaje de juegos que gana ahora al servicio es un 30% más alto del que ganaba hace un año. Ha mejorado en potencia y cambia más los efectos, pero tiene mucho margen de mejora. Esta pretemporada vamos a probar una raqueta con un marco más grande para que obtenga un poco más de potencia. Además, físicamente haremos unos cambios en su metodología para que adquiera más potencia en el saque. Aunque midiendo un 1,62m tiene las palancas que tiene.

La gran mayoría del vestuario coincide en que Serena Williams es imbatible al 100%.

La he visto este año en el Abierto de los Estados Unidos a unos niveles de concentración, ambición, hambre y trabajo espectaculares. No me gusta la palabra imbatible, pero a este nivel puede ser número uno bastante tiempo más con diferencia.

¿Cómo plantea con Carla un partido ante ella?

Es clave que no juegue en estático, eso está clarísimo. Y tienes que estar todo el rato en el partido para ver si ella se va en algún momento. Lo fundamental es no jugarle a un solo ritmo: o le tienes que quitar un poco de velocidad, o meterle una marcha más. Con Serena es clave no jugar de tú a tú porque no hay partido. Tácticamente hay que marearla mucho con el cortado, con las alturas y ángulos o con una marcha más que ella, si tu coges el dominio antes, pero para eso debes tener una envergadura que las pequeñita no tienen.

Entre las grandes, Azarenka, por ejemplo, le hace más daño que Sharapova. 

Es muy claro por qué Azarenka le plantea más problemas que Sharapova. Victoria, en movilidad y no llevando el punto, juega mucho mejor que la rusa. Si hablamos de dominio, podemos hablar de niveles muy altos en ambas, pero Azarenka ha mejorado mucho en movimiento, en la elaboración de puntos en las defensas, y juega realmente a un nivel muy alto. Antes, había mucha diferencia cuando jugaba en posiciones estáticas y dinámicas. Además, tenísticamente es mucho más completa.

¿Qué le falta al tenis femenino en España? El único torneo del circuito WTA presenta las gradas durante gran parte de la semana. Eso fuera no pasa.

Le puedo comentar cualquier otro sitio. Las gradas en Linz estaban llenas para el partido de Carla con Flipkens…

¿Cultura deportiva?

Son varios factores. El deporte masculino, en este caso en tenis, tiene un nivel tan alto, estamos tan bien acostumbrados, que todo lo que no sea un Rafa Nadal, que es un extraterrestre, parece nada. Vas a Alemania y ves una eliminatoria de Copa Federación y las gradas están a reventar. ¿Por qué? Porque en Alemania no hay un Boris Becker. Además, faltan referentes. La promoción es muy injusta a nivel de tenis femenino. Y también hace falta que los éxitos de nuestras jugadoras tengan mucha más repercusión. No hablo de Carla porque puedo ser partidista, pero muchas veces lo que hacen nuestras jugadores queda muy eclipsado. Si no tuviéramos los jugadores que tenemos, quizás sería un gran éxito que una jugadora llegase a cuartos de final de un Grand Slam. Pero hemos tenido una Arantxa, una Conchita y ahora un Nadal. Y todo parece nada.

Quizás, pasará lo mismo en el circuito masculino cuando la generación actual se agote. 

Veo la misma relación. A veces, tengo la sensación de que un jugador entre los 30 mejores parece que no sea nada y hay sólo 29 por delante de él. Estamos tan bien acostumbrados en este país, por suerte, que todo lo que no sea un fuera de serie a nivel mundial no atrae el público. Hay que crear esta cultura para valorar un poco más todo eso.

La WTA decidió promocionar a las jugadoras desde la belleza con la campaña Strong Is Beautiful.

Las campañas de promoción las tienes que hacer para lo que realmente quiere escuchar el público. Evidentemente, si lo enfocas por la belleza es muy respetable, pero creo que se debería reforzar lo bien que juegan a tenis. ¿Que son chicas atractivas? Genial, pero muchas veces escuchas más comentarios sobre los aspectos físicos de las jugadoras que sobre los aspectos tenísticos. Sería muy bueno que se empezara a ver el nivel que tiene el tenis femenino. Hay un tema que perjudica a las mujeres. Los chicos juegan mucho más con los efectos, con el liftado, ángulos, alturas… hay mucho más rigor táctico, es todo más rico, y la gente quiere ver eso. Si el público viera los entrenamientos femeninos comprobaría que se juega a un ritmo bestial en tenis femenino, pero como hay tantas jugadoras que juegan tan directo, con tanta potencia, hay muchos más fallos en los partidos. Un tenista en directo y con fallos no atrae tanto. ¿Por qué al público le gustaba tanto Arantxa, Graf y el resto? Por el intercambio que había de tantas jugadas. Eso se ha perdido ahora por culpa de tanta potencia y fuerza.

En febrero, España se medirá a la República Checa en el regreso al Grupo Mundial. ¿Cómo ve la serie?

Es una eliminatoria muy atractiva, pero creo se debe trabajar bien con tiempo. Tenemos la suerte de que Conchita está muy implicada, muy comprometida, pero hay que ir concienciando poco a poco a las jugadoras de que se puede ganar haciendo las cosas muy bien. Son jugadoras que bajo techo son muy buenas, pero nos vamos a enfrentar a ellas en tierra batida, a nivel del mar y viniendo de Australia o de París. Tenemos jugadoras expertas, que pueden dar mucho, y un grupo de tenistas jóvenes que vienen y son muy buenas. Hablo de Garbiñe, que puede ser una bomba, Tita, con un potencial extraordinario, y Lara, que a nivel de madurez y como tenista nos va a dar muchas alegrías.

  • lola del castillo

    Cuando los cuatro grandes y del potro declinen el circuito masculino no será lo mismo, porque no veremos más a cuatro jugadores , leyendas del tenis competir entre sí. y perderá mucho interés Hay que disfrutar, porque quedan pocos años de esta edad de oro del tenis masculino.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados