Defensa de campeón

La altura no es un problema. Del Potro se mueve como pocos jugadores de su talla por la pista. Apenas sufre las consecuencias de estirar su estatura hasta casi los dos metros. El argentino se encuentra esta semana en el torneo de Rotterdam, el primer escenario donde debe defender una corona de campeón esta campaña  y los 500 puntos en juego. De momento, lo hace con uñas y dientes como demuestra en puntos como este ante el francés Paul-Henri Mathieu, rival al que tumbó para acceder a cuartos de final. Una buena muestra de reflejos.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados