Pablo Carreño: “Seguiré creciendo a la sombra de Nadal y Ferrer”

El joven, de 21 años, es la gran esperanza en el incierto futuro de La Armada marcado por la falta de jugadores que garanticen un relevo a corto plazo. El Gijonés, al que una hernia discal mandó al quirófano y le obligó a empezar el año fuera de los 600 mejores del mundo, está rozando el top 50 tras completar una temporada brillante, llena de éxitos que le permitirán asaltar la élite en 2014

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados