Australia, territorio #Gameraiser

Redacción desde la ciudad de Madrid

La batalla por los grandes títulos arrancó en el Abierto de Australia. Con las espadas preparadas, los protagonistas compitieron durante dos semanas en Melbourne Park por hacerse con el primer gran título del curso. En medio de la pelea, un ganador: Head. Y es que sus raquetas brillaron con luz propia durante el Grand Slam de Las Antípodas. Tanto que el 75% de los jugadores que alcanzaron la semifinal en el cuadro masculino, empuñaban uno de los modelos de la marca austriaca.

¿Por qué conformarse con jugar simplemente un partido si se puede mejorar? Es el punto de partida de la filosofía de un #Gameraiser, jugadores como Novak Djokovic o Maria Sharapova que pelearon en la última ronda por hacerse con el título de campeón. Estos son los jugadores de Head que llegaron más lejos durante el Abierto de Australia:

Novak Djokovic. Es el auténtico protagonista en Australia. El número uno de la ATP se convirtió en el jugador con más trofeos en Melbourne en la Era Open, después de levantar su quinta corona sobre la Rod Laver Arena. Con la línea Head Speed, tumbó a Bedene, Kuznetsov, Verdasco, Muller, Raonic, Wawrinka y Murray en su camino hacia el octavo Grand Slam de su carrera, justo unos días después de renovar su acuerdo de colaboración con la marca austriaca.

Maria Sharapova. Con su condición de número dos, la australiana asumió su papel de segunda favorita para alcanzar la final. Sin fisuras –no cedió un set hasta la última ronda– se presentó en su cuarta final en el Abierto de Australia. Maria Sharapova empuña la misma línea que Tomas Berdych, la Head Instinct. Eso sí, la siberiana registra una marca de 10 victorias y solo una derrota en este 2015.

Andy Murray. El escocés aprovechó un camino libre sin Roger Federer y Rafael Nadal para plantarse en su cuarta final en el Abierto de Australia. Sin embargo, tampoco esta vez pudo estrenar su casillero de victorias en el primer major del curso. Andy Murray, representante de la línea Head Radical, se quedó a las puertas del título ante Novak Djokovic. No obstante, su marca en Melbourne le permitió regresar al top-4 de la ATP, un año después.

Tomas Berdych. Su presencia en las semifinales de Australia se está convirtiendo en una tradición. El pasado año firmó su mejor marca en este Grand Slam elevando el listón hasta esta ronda. Y en 2015 no falló, defiendo los 720 puntos en juego y su séptima posición en el ránking. Además, con su Head Instinct fue uno de los grandes protagonistas del torneo, dejando fuera en los cuartos de final a Rafael Nadal.

Guillermo García López. Sobresaliente. Con su actuación en Australia, los octavos de final, igualó la mejor marca en un Grand Slam de su carrera, que sólo unos meses antes había firmado en Roland Garros (2014). El de La Roda, que emplea la Head Prestige, dejó fuera a Gojowczyk, Alejandro González y Vasek Pospisil, para acabar claudicando ante el defensor de la corona de campeón, Stan Wawrinka. Su papel en Melbourne le permite quedarse a las puertas del top-30.

Bernard Tomic. El australiano, uno de los ídolos locales, avanzó hasta los octavos de final para igualar la mejor clasificación de su carrera en este torneo (también se plantó en esta ronda en 2012). Kamke, Kohlschreiber y Groth fueron sus víctimas hasta que Tomas Berdych cortó su progresión. Con la Head Radical, Bernard Tomic aprovechó los 180 puntos para escalar 18 posiciones y regresar al top-50 de la ATP.

Leander Paes. En una prueba singular como el dobles mixto destacó otro de los #Gameraiser. En este caso Leander Paes. El jugador de la India se impuso junto a Martina Hingis en esta prueba, tras derrotar en la final a Kristina Mladenovic y Daniel Nestor.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados