“Yo solo quería volver a jugar a tenis”

Rafael Plaza desde la ciudad de Nueva York

A Juan Martín no le importa el ránking, pero tiene las cuentas bien claras. El argentino, que superó a Steve Johnson y se citó con David Ferrer en la tercera ronda del Abierto de los Estados Unidos, regresó a la pista Arthur Ashe (donde ganó el título en 2009) y acabó de nuevo con las lágrimas saltadas por la emoción del momento. Luego, sin embargo, hizo cálculos de dónde estaría ahora si su medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro se hubiese traducido en puntos.

“Si hubiera ganado puntos en Río de Janeiro hoy estaría alrededor del 30 del mundo, pero el ránking tampoco miente”, reconoció el argentino tras superar la segunda ronda en el último Grand Slam de la temporada. “Como digo, tampoco me vuelve loco eso, estaría bien para los sorteos pero es lo que me toca y tendré que esperar un poco más para subir posiciones”, siguió el argentino, que ya no puede usar más el ránking protegido.

“Sinceramente, ahora mismo no estoy peleando por un objetivo concreto de ránking, no estoy peleando por estar en Londres a final de años o por ser 140 del mundo o 500, no me cambia nada”, aseguró Del Potro, que con su segundo triunfo en Nueva York se garantizó volver a estar entre los 100 mejor. “Yo solo quería jugar al tenis de nuevo, nada más”.

Esa confesión, repetida con insistencia los últimos meses, es pura realidad. “Es que pasé dos años muy triste, no sabía si volvería a jugar”, recuerda Del Potro. “Lo que viví aquí en el Abierto de los Estados Unidos de 2009 fue histórico para mí y nadie me lo va a quitar. Me hace muy feliz el cariño de la gente”, añadió el 142 del mundo. “Ha sido un sueño volver a ganar en esta pista después de tanto tiempo. Son cosas importantes en mi vida tenística. Y las disfruto mucho más que antes”, desveló el argentino, que poco a poco va quitándose el miedo a golpear con su revés a dos manos, el golpe que ha sufrido todos los castigos de las lesiones.

“Todavía no tengo ningún tiro ganador de revés”, se lamentó el argentino. “En mi juego solía hacerlo bastante. Lo estoy intentando con el resto de segundo saque, tratar de presionar un poco. Al menos, pegar ese golpe bien hace que pueda dominar el punto. En este aspecto voy a ir partido a partido. Tengo que ir sumando buenos tiros de revés, pero cuando tengo que exigirme al máximo trato de hacerlo”, siguió, antes de confirmar una buena noticia para él.

“Me sentido mejor”, examinó Del Potro. “He sacado mejor y eso me ha hecho ahorrar físico y correr menos. Al jugar de noche he conseguido desgastarme menos”. Le hará falta el próximo sábado si quiere ganar a Ferrer.

 

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados