Una victoria entre algodones

Javier Méndez desde la ciudad de Madrid

Garbiñe Muguruza sigue con la vista puesta en la pista y el oído en su cuerpo. Los problemas físicos no terminan de desaparecer en este inicio de temporada y si bien la pasada semana en Brisbane unos calambres obligaron a su retirada prematura, esta vez en Sídney tuvo que resolver su estreno ante Kiki Bertens con molestias en el abductor. La española, que puso rumbo a cuartos de final con una trabajada victoria por 6-3, 7-6(6) en una hora y 48 minutos, también anunció su adiós de Sídney.

“Siempre es difícil cuando tienes dolor y tienes que jugar. Realmente nunca juego torneos antes de un Grand Slam, pero quise venir a Sídney”, señala la española, que no contemplaba en su calendario 2018 la opción de jugar en Sídney hasta su obligada retirada en Brisbane. “Desde el inicio sentí un poco mi abductor, ya lo sentí en Brisbane, pensaba que iba a estar mucho mejor pero volvió. Pedí un tiempo médico para intentar estar mejor”.

Pero no es un problema nuevo. “Aunque no tiene nada que ver con los calambres, llevo sintiendo esta molestia desde Brisbane. Pero va mejorando y hoy volvió un poco más con el partido, en la verdadera competición y obviamente es complicado”, continúa explicando sobre su estado físico a falta de una semana de que se presente la primera gran cita de la temporada en el Abierto de Australia. “Vamos a tratar con mi equipo de que no vaya a peor. Tratar de jugar y que no empeore”.

Y es que la No. 2 del mundo estaba dispuesta a asumir los riesgos de saltar a la competición unos días antes de viajar a Melbourne para probarse. “Buscaremos una manera de hacer que vaya a mejor. Y obviamente tengo en mi cabeza que la próxima semana hay un Grand Slam, pero también tenía que pensar en Sídney”, indica la única cabeza de serie que se presentó en cuartos de final.

El resto de favoritas: Venus, Ostapenko, Konta, Mladenovic, Stephens y Sevastova pusieron rumbo a Melbourne para encarar el Abierto de Australia sin ganar un solo partido. “¡Oh, no lo sabía”, se sorprende al recibir la noticia. “No sabía que era la última cabeza de serie. Creo honestamente que es un cuadro duro. No importa quién es la 1, la 3, la 4 o la 5, porque todas las jugadoras pueden jugar muy bien y ganar. Se demuestra que el nivel está igualado”.

Garbiñe se marcha de Sídney con su primera victoria de 2018 en el bolsillo. “Sienta bien. Estaba un poco triste después de Brisbane, porque estaba muy cerca de la victoria. Pero no ocurrió”, reconoce. “Aquí es importante la primera victoria. No es clave, porque he estado en situaciones donde llegaba a un Grand Slam y no jugaba del todo lo bien y acababa jugando muy bien. Pero siempre es bueno tener una idea de en qué estado te encuentras”, indica Muguruza que aún sigue entre algodones.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
buy an essays service dissertation research term paper online essay editing service laboratory report writing