займы онлайнкредит наличными

Una emoción para siempre

Javier Méndez desde la ciudad de Madrid

Ni siquiera haber estado antes 82 veces allí son suficientes para desprenderse del escalofrío que recorre la espalda y el vuelo de mariposas que retumban en el estómago. Ni siquiera para Roger Federer que ha pisado el verde de la Centre Court en tantas ocasiones. Son “nervios” y “emoción”, en sus propias palabras, sensaciones que se conservan aún en el inicio de su camino hacia el octavo título en Wimbledon: su gran objetivo de la temporada.

En esta edición, el primer paso estaba reservado en la pista central frente a Damir Dzumhur. Y apenas una hora bastó para lograr el billete a la segunda ronda, como si de un mero trámite se tratase (6-1, 6-3 y 6-3). “Después de todo es un privilegio estar allí. Trataba de pensar cuántas veces he jugado allí. Sé que ha sido a menudo. Sin embargo, cada vez que lo hago siento como si fuese una ocasión especial”.

Pero el bosnio apenas pudo probar de esas mieles que sólo concede la pista central de Wimbledon, que describe el suizo. ¿Demasiado despiadado tal vez? “No puedo jugar al tenis así, sin que sea tu amigo, tu hermano o lo que sea. Ha pasado en alguna ocasión, pero no frente a Dzumhur, a quien apenas conozco, para ser honesto”, explica. “Es el sitio donde quieres jugar. Así que estaba centrado en lo que estaba tratando de hacer, tratando de ganar. El resultado es el que es. No creo que lo que realmente importa al final del día sea el marcador. Para mí es jugar el torneo, la pelota que viene de mi oponente”.

Sólo Wimbledon puede desgarrar las vísceras del hombre que ha levantado más Grand Slam en la historia que nadie, devolverle el deseo infantil de conquistar la Catedral de los sueños. De poco importa ser la raqueta que comparte el privilegio de haber celebrado en más ocasiones que ninguna otra el título en la hierba londinense (7), junto a Pete Sampras y William Renshaw. Este curso busca grabar su nombre en solitario en la leyenda de su ‘major’ favorito, donde su índice de victorias ya se eleva hasta el 89%.

Hace cinco años que Federer no cede un set en su estreno en Wimbledon (la última vez fue ante Alejandro Falla, perdía 0-2). Tampoco lo ha hecho en segunda ronda, salvo en 2013, la única edición en la que se marchó a casa antes de alcanzar los cuartos de final (ante Stakhovsky en 2013) durante esta década. Esta vez, Sam Querrey será el rival que le ponga a prueba en Londres, un escenario donde, incluso después de siete trofeos, las primeras emociones son para siempre.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
paid paper writing mba thesis writers do i have to do my homework custom essay papers $ buy essays online canada