займы онлайнкредит наличными

Un novato para una guerra

Rafael Plaza desde la ciudad de Sevilla

Argentina está en manos de un jugador sin victorias en Copa Davis. La derrota 5-7, 3-6 y 4-6 de Diego Schwartzman y Carlos Berlocq ante Bruno Soares y Marcelo Melo en el tercer punto de la eliminatoria permitió al equipo visitante tomar ventaja (Argentina, 1-Brasil, 2) y hacer girar las piezas del rompecabezas. Mañana, Leonardo Mayer jugará obligado a ganar a Joao Souza para no decir adiós al triunfo final. Después, y si el líder argentino logra la victoria, Federico Delbonis buscará abrochar la serie ante Thomaz Bellucci en el quinto punto. El número 89 mundial, que es el cuarto jugador convocado por ránking de la selección albiceleste, ha perdido el único encuentro disputado en la competición (en el dobles ante Israel en 2014) y tiene la titánica faena de proteger la camiseta con el alma si el cruce llega con vida al último punto. Posiblemente, en toda su vida se ha encontrado en una situación así: compitiendo en casa por los colores de Argentina, escuchando la presión de la grada en cada milímetro de su cuerpo y con la responsabilidad de vencer para no jugar en septiembre por evitar el descenso. Casi nada para un novato.

“El quinto punto lo va a jugar Delbonis”, confirmó Daniel Orsanic, el capitán argentino que decidió alinear a Berlocq cambiando el plan inicial, que pasaba por reservar al segundo para el quinto partido y juntar a Delbonis con Schwartzman el sábado en el duelo por parejas. “Berlocq es el que más visión de dobles tiene. Decidí que era mejor darle descanso a [Leonardo] Mayer para su primer partido de mañana”, argumentó el seleccionador, al que no le importó poner en pista al número 67 después de las 4h57m del primer día ante Souza. “No sé si me sorprendió”, le siguió Berlocq, un amante de las emociones que solo florecen en esta competición, con dos quintos puntos conquistados en su hoja de ruta (contra el francés Simon en 2013 y ante el israelí Botzer en 2014). “Durante la semana estaba preparado para jugar con Diego, pero la idea era salir viernes y domingo”, cerró el jugador de Chascomús, desplazado al banquillo el domingo.

Antes, un partido conquistado entre chillidos. ”¡Iniesta! ¡Iniesta”, coreó el gentío, comparando el parecido de Bruno Soares con el jugador español del Barcelona. “¡Brasil! ¡Brasil!”, contestaron los aficionados visitantes, desplazados hasta Buenos Aires para apoyar a los suyos. Mientras, Soares y Melo ataron la victoria en un alarde de juego ofensivo sobre la superficie más lenta del planeta: 66 veces subieron a la red y 38 ganadores dispararon, avanzando sin medianías hacia el triunfo. “Fue un partido duro”, explicó Melo. “Sabíamos que en esta superficie lenta teníamos que hacer más voleas de lo normal y que ellos tenían más oportunidades de restar y entrar en el punto”, prosiguió, radiografiando el pulso. “Pero hemos conseguido controlar los nervios y jugar bien en los momentos clave. Mantener la tranquilidad y el control del partido fue vital”, añadió. “El domingo hay que volver a dejar los nervios en casa. No sé quién tiene más oportunidades de ganar porque serán dos encuentros muy igualados”, cerró el número tres de la modalidad por parejas. “Mayer sabe que tiene la presión porque su punto es clave”, le continuó Soares. “Souza puede jugar con un poco menos de presión porque si pierde el partido todavía tenemos el quinto punto. Eso es lo que nos ha permitido la victoria, pasarle toda la presión a Argentina”.

Esto es lo que ocurrirá el domingo: si Mayer consigue la victoria frente a Souza, Delbonis jugará un quinto punto dramático ante Bellucci. En un escenario donde la experiencia es algo más que un puñado de números, sería lo mismo que un cordero contra un lobo en el último asalto de la guerra.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
i need to write an essay fast buy an essay onlone writing assignment for high school students buy school papers online written dissertation