займы онлайнкредит наличными

Tres alumnos y tres maestros

Redacción desde la ciudad de Madrid

Hubo un tiempo en el que tres hombres se repartieron el dominio del planeta tenis. La memoria se remonta 25 años atrás y encuentra a Ivan Lendl iniciando por octava vez un período de mandato en lo más alto del ránking ATP. Corría el mes de enero de 1989 y el tridente conformado por el estadounidense de origen checo, Stefan Edberg y Boris Becker se batieron en duelo por el cetro mundial. Así ocurrió hasta febrero de 1992. La batalla a tres bandas se extendió durante cuatro años. Y desde que Lendl abandonó el número uno en agosto de 1990, ninguna de las tres raquetas de hierro logró mantenerse en la cima durante más de 25 semanas de manera consecutiva.

Hasta en seis ocasiones se intercambiaron la primera plaza del circuito en ese intervalo de tiempo. El reparto fue justo y equitativo. Ivan se mantuvo durante 80 semanas, mientras que Stefan Edberg lo hizo en 66 y Boris Becker 12. Tres décadas más tarde los vengadores han vuelto al circuito. Esta vez no lo hacen empuñando sus raquetas. Llegan de la mano de tres de los mejores jugadores del mundo y están dispuestos a ayudarles a arrebatar la corona de la ATP a Rafael Nadal. El circuito ha recuperado esencia y tradición. Mito y leyenda. Ivan Lendl aconseja hoy desde el banquillo a Andy Murray, Stefan Edberg hace lo propio con Roger Federer, mientras que Boris Becker se ha sumado al staff técnico de Novak Djokovic.

El primero en recurrir a un héroe del pasado fue Andy Murray. El escocés andaba perdido. Disponía de todos los recursos necesarios para alcanzar el cielo, pero cada vez que se decidía a dar un paso hacia lo alto, el vértigo tumbaba su ascenso de un revés. Una final de Grand Slam tras otra sin premio le obligaron a reflexionar sobre su futuro. Al de Dunblane se le esperaba en los palmarés de los torneos más importantes del calendario, pero su nombre nunca aparecía. Dos finales perdidas en Australia (2010 y 2011) y otra en el US Open (2008) fueron suficientes para que añadiera a su equipo al campeón que padeció un síndrome similar: Ivan Lendl.

Wimbledon 2012. Andy Murray se encontraba ante la oportunidad histórica de acabar con el gafe británico en el All England Tennis Club, 76 años después, por primera vez en su carrera. Pero un ciclón llamado Roger Federer arrasó al escocés sobre la hierba londinense. Era la cuarta final de Grand Slam que veía escapar. Tantas como Lendl antes de estrenar su casillero de trofeos de esta categoría. El estadounidense de origen checo le transmitió tranquilidad, paciencia y sabiduría. Le invitó a esperar una nueva oportunidad y abrazarse a ella. Así lo hizo sólo unos meses después en el Abierto de Estados Unidos. Lendl maduró al campeón británico, que rompería la leyenda negra que dejó escrita Fred Perry en Wimbledon en 2013. Desde que trabajan juntos, Murray suma dos majors y aguarda su momento para asaltar el número uno de la ATP, su última cuenta pendiente.

Pasado y presente. Talento curtido. Campeones de antaño dispuestos a tallar a las raquetas más potentes de la ATP. La fórmula era exitosa y después de la experiencia de Andy, el siguiente en seguir los pasos del escocés fue Novak Djokovic. El serbio anunció en diciembre la contratación de Boris Becker como nuevo entrenador, que le acompañaría por el circuito durante doce torneos en 2014. Desde Australia hasta la Copa de Maestros en el O2 Arena de Londres. La necesidad de reforzar su habilidad en la red, así como de encontrar la fórmula para volver a tumbar a Rafa Nadal (sobre todo en Roland Garros) apremió la búsqueda de alternativas inmediatas. La leyenda alemana era la solución al problema.

Una necesidad compartida por otro de los grandes aspirantes a títulos de Grand Slam esta temporada, Roger Federer. Era un secreto a voces. El suizo precisaba un cambio de aires, tras su ruptura con Paul Annacone. “Después de tres años magníficos trabajando juntos, Paul y yo hemos decidido pasar al siguiente capítulo de nuestra carrera profesional. Cuando comenzamos juntos propusimos un plan de tres años para ganar otro Grand Slam y retornar al número uno del ránking. Junto con muchos otros objetivos, logramos esos dos principales”. 32 años a sus espaldas y la mayoría de récords de todos los tiempos, cifras y marcas pulverizadas, Roger buscaba un nuevo revulsivo que le acompañase en su camino hacia su próximo objetivo: los Juegos Olímpicos de Río 2016. Stefan Edberg era la solución. “Stefan era mi ídolo de la infancia. Estoy entusiasmado de poder aprender de él”.

Los grandes vuelven y el circuito sonríe. La fantasía del blanco y negro se fusiona con la ambición del presente. Murray, Djokovic y Federer han puesto sus carreras en manos expertas, las de Lendl, Becker y Edberg. Tres alumnos y tres maestros. Disfrutemos.

El mito y el espejo

Lendl vs Murray
Títulos: 94 / 28
Grand Slam: 8 / 2
Semanas Top 1: 270 / 0

Becker vs Djokovic
Títulos: 49 / 41
Grand Slam: 6 / 6
Semanas Top 1: 12 / 101

Edberg vs Federer
Títulos: 41 / 77
Grand Slam: 6 / 17
Semanas Top 1: 72 / 302

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
written paper help me writing my assignment anne frank book report help best essay writing websites the best college essays