займы онлайнкредит наличными

Tras la copa con una ampolla

Ocurre durante el partido de octavos de final que mide a Rafael Nadal con Kei Nishikori en el primer grande del año. El número uno del mundo tiene que ser atendido dos veces por el fisioterapeuta para curar la ampolla que habita en su mano izquierda, la misma que utiliza para empuñar la raqueta. Termina el encuentro vendado, porque hay dolor, sangre y el peligro de que la herida sea peor. No fue algo inesperado para el mallorquín. “He entrenado estos días con un aparatoso vendaje porque tengo una llaga un poco peligrosa”, confesó justo después de ganar a Tomic en primera ronda, cuando ya se le había visto por las pistas de entrenamiento con una llamativa protección cruzando su mano izquierda. “Espero que no sea ningún impedimento. Vendado me cuesta sentir la pelota”. Dos encuentros más tarde, cuando se encontró con un rival atinado, acabó recurriendo a la protección, pese a perder sintonía con su raqueta.

“Es una ampolla corriente”, explica a este portal en Melbourne el doctor Ángel Ruiz Cotorro, médico de la federación española y del propio Nadal. “Son las típicas que se producen aquí por culpa de los cambios meteorológicos. Que un día haga 40 grados y al día siguiente 20 menos da pie e incide mucho a que pase esto”, sigue, recordando que la ciudad superó los 40 grados durante cuatro días consecutivos, batiendo un récord histórico, y después la temperatura bajó 20 de golpe, llenando la grada de mangas largas porque se pasó de un extremo a otro. “Está dentro de lo normal. Lo que pasa es que cuando llegas a Australia suele pasar y estos cambios meteorológicos tan grandes influyen. De hecho, hay mucha gente que a la que también le está pasando”. Nishikori, por ejemplo, también fue atendido en el pie por el mismo motivo.

“No creo que pueda jugar sin vendaje los partidos que me queden. Me la voy a destrozar si juego sin protección”, avisa Nadal, una vez más superviviente de un encuentro ajustado (7-6, 7-5 y 7-6 al número 17 del mundo). “Es una situación nueva para mí, eso lo hace complicado. Pierdo sensibilidad con la raqueta, no voy a ganar ni perder por eso, pero necesitaría cinco días para cortar la carne muerta y que salga una nueva y no los tengo porque estoy en Australia y jugamos cada dos. Si se me abre la herida en carne viva el torneo corre peligro para mí”.

Nadal, que ahora se mide con el búlgaro Dimitrov buscando las semifinales del primer grande del año, mima su mano como el pianista sus dedos antes de la gran obra. “Tenía la ampolla antes del torneo”, confirma Cotorro, que desde la grada vigila todo lo que hace el español. “A medida que te vas acercando a los partidos necesitas protección porque la piel lógicamente va sufriendo. Así lleva ya unos días, estamos en la misma situación y va aguantando”, prosigue. “Estamos protegiendo la mano con vendaje para que esté estable porque aquí hay mucha diferencia de temperatura y de clima y todo esto influye. Llevamos protegiéndole toda la semana”, resume. “Y aunque sienta peor la pelota no tengo otra opción”, le apoya Nadal. “Podría jugar con la mano dormida [si decidiese usar anestesia], pero llegaría a tener incluso menos sensibilidad que si me la vendo”.

¿Cómo puede afectar la llaga al número uno en su asalto al título? ¿Cuánto tendrá que ver la herida en lo que sucedas de aquí en adelante? ¿Es posible que experimente mejoría? “La evolución está siendo buena y cada día se encuentra mejor. Son cosas habituales dentro del mundo del tenis”, responde Cotorro. “Con la ampolla está jugando bien. Lo mejor sería jugar sin nada, pero no queda otra y él se adapta bien. Rafa va siempre vendado porque es una piel delicada. También lleva vendajes de protección en los dedos Está muy acostumbrado”. Ni mucho menos la situación es desconocida. Acostumbrado a convivir con problemas, Nadal aprieta los dientes para silenciar el dolor y acelerar hacia el trofeo.

  • lola del castillo

    Nadie dice la verdad. Cotorro dice que cada día va mejor, Mentira.Como sigue cogiendo la raqueta y golpeando en entrenamiento y partidos, no puede ir a mejor, bastante es si no empeora. Nadal no tiene opciones a ganr el AO.Cuartos , semis y final de un gran Slam con la mano llagada no se pueden ganar. Y una final contra Novak (al que no le salen ampollas al parecer) que se encuentra pletórico, hay que jugarla la máximo. Con llagas Nadal no puede ganar a Novak. Me recuerda a las ampollas en los pies en Roma , cuando perdió en primera ronda frente a Ferrero. nADAL dice que la llaga no le va hacer perder ni ganar. No es cierto. Contra el japonés el nivel de tenis de Nadal se resintió mucho.Frente a Kei Nadal jugó mal, muy fallon, aunque le valió para ganar. Pero ese nivel no le sirve ante Novak.Nadal antes del domingo viaja para Manacor.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
why i should do my homework essay help with c homework pay someone to write my research paper custom assignment get assignment help