займы онлайн кредит наличными

Taro Daniel, sushi a la española

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

Viña del Mar, torneo ATP disputado en Chile. De categoría 250. Echando un vistazo al cuadro se puede observar con facilidad que el evento está copado por españoles, argentinos e italianos. También, como es totalmente lógico, encontramos a promesas locales, todos ellos con una invitación. Incluso hay jugadores ucranianos, alemanes o eslovenos, que prefirieron el abrigo de la calurosa arcilla sudamericana al duro invierno en pista cubierta. Hasta ahí todo normal. Sin embargo, lo que más puede extrañarnos no es ver nombres como los de Haider-Maurer, Dolgopolov o Chardy entre los veintiocho tenistas que van a disputarse el título en los próximos días. Lo que realmente salta a la vista es localizar a un japonés entre todos ellos.

Para los seguidores de los torneos Futures y Challengers, el nombre de Taro Daniel no es el de un desconocido sino el de un tenista peculiar con una curiosa mezcolanza de raíces. Actualmente es el 226 del ránking ATP, el tercer mejor clasificado de los tenistas nacidos en 1993 solo por detrás de Jiri Vesely y Dominic Thiem, dos jugadores que sobresalieron rápidamente en torneos junior. Por esa época, el japonés ya entrenaba en Valencia, en la Academia TennisVal. Compartir minutos en una cancha de tenis con jugadores de la talla de David Ferrer o Igor Andreev te acaba curtiendo, tarde o temprano.

Taro nació en Nueva York, aunque compite bajo la bandera japonesa. Su padre, Paul, es estadounidense, y su madre, Yasue, nipona. Le pudimos ver por primera vez en acción en un gran torneo en el US Open junior de 2010. En la ronda de octavos de final le robó un set a Jiri Vesely, tenista referencia por aquella época en tal categoría y que hoy en día ya es un jugador consolidado entre los profesionales. Jugó poco con los chicos de su edad porque en España se empieza a jugar Futures a edad muy temprana. Y con Daniel no se hizo una excepción.

Durante las siguientes tres temporadas no era raro ver a un tenista japonés que entrenaba en Valencia en los cuadros de todos los Futures disputados en nuestro país. Como mucho, salía de las fronteras españolas para jugar algún torneo en Portugal. Todos en arcilla. Su rápida progresión le hizo romper la barrera del top300 hace apenas año y medio, cuando decidió adentrarse en Challengers en Norteamérica y posteriormente en Japón. En el cemento de Yokohama, en octubre de 2012, llegó su primera victoria ante un jugador top100, Tatsuma Ito, en esos momentos el 66 del mundo.

La pasada temporada, sin embargo, fue de transición para Taro. En la primera parte del año optó por jugar Futures con resultados no muy exitosos y si bien es cierto que el final de curso fue muy positivo, alcanzando la final del Challenger de Yeongwol, la progresión en el ranking no fue la esperada. Bajo la tutela de José Altur y con David Andrés como preparador físico, el mismo equipo que acompaña a David Ferrer, se diseñó un ambicioso calendario para 2014. Daniel ya estaba preparado para las fases previas de los torneos ATP.

Aunque no consiguió superar la criba en Doha ni tampoco la de Melbourne, se quedó a un solo partido de debutar oficialmente en un evento ATP. Evans en Catar y Bellucci en Australia le privaron de tal objetivo. En Viña del Mar, ha superado la fase de clasificación, y tras deshacerse de Melzer, Riba y Argüello, se volverá a ver las caras con el brasileño que le impidió jugar su primer Grand Slam como profesional.

Ver jugar a Daniel es sorprenderse. No es el típico tenista japonés. Alcanza el 1.90m de altura, una auténtica torre para ser nipón. Desgarbado, dicen que aún no se ha desarrollado físicamente por completo. Con un incisivo revés a dos manos, debe mejorar sus transiciones de defensa a ataque, ya que tienes todos los tiros para ser un excelente contragolpeador, con un golpe de drive liftado muy peligroso aunque algo irregular que debe marcar diferencias en un futuro. Adueñarse de la línea de fondo y atacar más de lo normal ante un jugador como Bellucci, que no se siente cómodo en la retaguardia ni corriendo detrás la bola, podría ser la clave para llevarse el triunfo en el día de hoy y conseguir, de paso, que ya no nos suene raro ver a un japonés en un torneo como el de Viña del Mar.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
essay writing music homework help in science online paid assignments why do i have to do my homework now complained tori we buy essays