Rafa es Nadal

Javier Méndez desde la ciudad de Madrid

Rafael nunca ha esquivado el sacrificio. Ni siquiera cuando su vitrina luce 14 Grand Slam y sus piernas han recorrido más de 1.000 partidos a lo largo del circuito. Y esta última edición de Montecarlo es el último ejemplo. Después de terminar su debut ante Kyle Edmund, la derecha de Nadal estaba lejos de ser la daga que en este inicio de temporada le ha permitido consolidarse como la segunda mejor raqueta del año en la Race. Y tras sufrir con el británico decidió regresar a pista para conciliar el drive antes de medirse este jueves a un Alexander Zverev, al que acabó arrollando por 6-1, 6-1 en 68 minutos.

“No estoy acostumbrado a hacerlo muchas veces”, advierte el manacorense sobre el remedio al que recurrió antes de barrer al alemán a golpe de derecha. “Ayer fue un partido que se complicó”, inicia su explicación el actual No. 7 del mundo. “Te quedas con una sensación de rigidez y un poco de agobio. Sueltas un poco la adrenalina, el brazo y ayudas a perder el agarrotamiento con el que acabas el partido”, señala sobre una de las virtudes que ha distinguido su carrera: la búsqueda de la excelencia. En Futures, Challenger o Masters 1000.

De poco importó esta vez que al otro lado de la red estuviese una de las joyas de la ATP, llamada a tomar el testigo del Big 4. “Creo que si él ha bajado los brazos ha sido mérito mío y no demérito suyo. Lo ha intentado, ha comenzado bien el partido, ha jugado bien y en el segundo set lo ha vuelto a intentar. Simplemente desde el 4-0 es cuando se ha dejado ir. Hasta ahí el partido estaba siendo más igualado de lo que el marcador decía y creo que he cometido muy pocos errores”.

Con 12 golpes ganadores, 7 breaks en 12 oportunidades y la solidez de un servicio con el que aseguró el 80% de los puntos que puso en juego. “Hoy he jugado un gran partido, el drive ha sido bueno, mejor que el revés. He jugado muy bien con el drive, no he cometido prácticamente ningún error durante todo el partido, he dominado muchas veces el punto con este golpe y creo que hoy he dado un paso adelante”.

En cuartos de final, Nadal cruzará con Schwartzman. “Es un rival que está jugando muy bien este año, de tierra especialmente. Es muy peligroso, sabe jugar muy bien. La única opción es imprimir un ritmo superior al que él pueda seguir”. Este vienes Nadal buscará dar un paso más en su camino hacia su décima corona en Montecarlo. Con permiso del argentino.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
write my research paper research paper buy scholarship essay for college students best compare and contrast essay economic term papers