Qualifiers debutantes en Nueva York: rodados y peligrosos

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

Ocho tenistas harán su debut en un Grand Slam tras superar la fase de clasificación del Abierto de Estados Unidos. Tres rondas y dieciséis supervivientes, la mitad de ellos pisarán por primera vez terreno major en el cemento neoyorquino de Flushing Meadows. Jóvenes promesas, sorpresas inesperadas y veteranos que por fin viven su momento de gloria. En las siguientes líneas desgranamos a los ocho qualifiers debutantes en Nueva York. Llegan rodados y serán peligrosos.

#96 ATP. Karen Khachanov. El moscovita ya no es el tierno jugador al que se enfrentó España en Vladivostok. A los 20 años el ruso es por derecho propio uno de los mejores jugadores de la generación nacida en 1996. En Wimbledon se quedó a apenas dos parciales de disputar el cuadro final y en Nueva York ha conseguido el objetivo tras un duro partido ante el local Noah Rubin. Tenista moderno, dotado de un magnífico servicio y un juego de fondo sin fisuras aparentes. Debutará ante el italiano Thomas Fabbiano, otro superviviente de la fase previa.

#143 ATP. Saketh Myneni. A sus 29 años el número uno indio disputará en el Abierto de los Estados Unidos su primer torneo de Grand Slam tras superar la fase de clasificación sin ceder sets por el camino. El tenista de Andhra Pradesh contó en las pistas de Flushin Meadows con el Saki Team, decenas de aficionados de la Universidad de Alabama, college para el que compitió durante cuatro años, que no pararon de apoyarle en todos sus encuentros. Myneni es un jugador con un buen servicio, con golpes no muy limpios pero efectivos en el fondo de pista. No es la potencia su mayor virtud pero un encuentro a cinco sets podría obtener cierto rédito. En primera ronda se las verá con el checo Jiri Vesely así que no tiene nada que perder.

#156 ATP. Marton Fucsovics. El campeón de Wimbledon Junior en la temporada 2010 por fin podrá disputar un torneo grande como profesional. En muchas ocasiones se quedó por el camino el magiar pero tras derrotar a Polansky, Machi González y Giustino, el pupilo de Attila Savolt será de la partida en el Abierto de los Estados Unidos. Un jugador elegante y equilibrado, con el revés como mejor tiro, que ha conseguido en Prostejov este año volver a una final de un torneo Challenger. Todavía está lejos del top-100 pero un buen resultado en Flushing Meadows bien podría ser un punto de inflexión en su carrera. Cruzará raqueta en primera ronda con Nicolás Almagro, duro rival pero sin duda batible.

#181 ATP. Ilya Ivashka. Tercer bielorruso de la historia en disputar un Grand Slam tras Max Mirnyi y Vladimir Voltchkov. El primero de ellos logró alcanzar los cuartos de final en el Abierto de Estados Unidos del año 2002 y el segundo estuvo entre los cuatro mejores de Wimbledon en la temporada 2000 y además es actualmente el entrenador de un Ivashka que ha ascendido casi 200 posiciones en este curso. Finalista en Recanati y semifinalista en Astaná y Karshi, este potente jugador de Bielorrusia ya había dejado su impronta en el circuito Challenger pero pocos podían esperar su excelente rendimiento en la fase previa de un Grand Slam. Pablo Carreño Busta, flamante campeón en el ATP 250 de Winston Salem, será el primer escollo de este sorprendente jugador.

#203 ATP. Guilherme Clezar. La temporada del tenista de Portoalegre pareció empezar bien con la final en el Challenger de Río de Janeiro pero posteriormente su rendimiento decayó, estando varios meses sin ganar partidos de manera consecutiva. Sin embargo, en la temporada de cemento norteamericano logró victorias interesantes y firmó los cuartos en el torneo de Gatineau, en Canadá. Es un guerrero en la pista y derrotó a Tim Smyczek en la fase previa de este torneo. Tendrá opciones ante Marco Chiudinelli, veterano qualifier, en la primera ronda.

#227 ATP. Jan Satral. El rendimiento de este checo de 26 años ha sido otra de las grandes sorpresas de la fase de clasificación. Campeón en el Challenger de Marburgo hace escasos dos meses, empezó la temporada jugando en el circuito ITF Futures y acabó debutando en un torneo ATP 500 en Hamburgo y ganándole un set a un terrícola como Nicolás Almagro. Ha sido uno de los grandes afortunados del sorteo de qualifiers al quedar encuadrado en primera ronda ante Mackenzie McDonald, campeón NCAA y sin experiencia alguna en cuadros finales de Grand Slam.

#243 ATP. Alessandro Giannessi. Giannessi no es el típico italiano especialista en tierra batida. Tiene en la arcilla sus mejores resultados sí, pero gusta de pegarle plano a la bola y en la fase previa ha derrotado a un enchufadísimo Yuichi Sugita, primer preclasificado que llegaba a Nueva York tras alcanzar los octavos de final en Cincinnati y arrebatarle un set al mismísimo Milos Raonic. Buena recompensa para el transalpino de La Spezia tras varios años lastrado por las lesiones. Luchará por un puesto en la segunda ronda con el local Denis Kudla, un jugador en horas bajas.

#688 ATP. Christian Harrison. El pequeño de los Harrison ha vuelto a nacer en este Abierto de los Estados Unidos. Cuartofinalista en el torneo de dobles en 2012 junto a su hermano Ryan, tras dos años sin jugar y múltiples visitas al quirófano, el jugador de 22 años de Shreveport ha derrotado consecutivamente y remontando encuentros ante Saville, Kravchuk y Díez para disputar su primer evento de Grand Slam en modalidad individual. Simplemente saltar a pista ante Paul-Henri Mathieu será un regalo para él.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados