займы онлайнкредит наличными

Muguruza se queda sin fuerza

Álvaro Rama desde la ciudad de Londres

El desenlace fue tan inesperado que el silencio invadió la pista. Garbiñe Muguruza, la flamante número 2 mundial y vigente subcampeona del torneo, se marchó de Wimbledon tras el segundo asalto, recibiendo un correctivo imprevisto (6-3 6-2) a manos de Jana Cepelova, que apenas necesitó 59 minutos para despedir a la reciente campeona de Roland Garros. La hispano-venezolana, vacía antes de emprender el esfuerzo, apenas supo conectar nueve golpes ganadores en todo el encuentro, una marca ínfima para una tenista de fuego sobre la superficie más rápida del circuito, Así, y tras decir adiós al All England con el aliento justo, la reciente reina de París abandonó la hierba británica con una receta clara entre las manos: priorizar el descanso para mantener la chispa de un juego furioso.

“Estaba sin energías, apagada”, expresó tras embocar la puerta de salida en Londres. “Me faltaban las fuerzas. Tenía que estar atenta y viva porque Cepelova tiene un juego diferente. Ella ha jugado como ha querido”, reconoció Muguruza sobre el derrumbe pacedido, al ser devorada sobre su segundo servicio (cedió 12 de los 15 puntos abiertos con ese golpe), colapsada a imprecisiones (22 tiros al limbo en 17 juegos) y herida siempre que sufrió un arañazo (cuatro roturas en cuatro pelotas de quiebre encaradas). “Me ha sorprendido que haya jugado sin miedo, le ha salido todo. Debo aprender de esto”, sentenció.

Enfrentada a la responsabilidad de defender una final de Grand Slam por primera vez, y con la copa de Roland Garros todavía caliente, Garbiñe llegó a Londres con todas las miradas sobre sus hombros. “Vine a Wimbledon intentando olvidarme de todo, sin pensar en llegar a otra final ni nada por el estilo. Obviamente, perder siempre es una decepción, pero me lo voy a tomar de una forma positiva, sin depresiones. No voy a hacer un drama”, relativizó, situando la derrota como parte natural del camino. “No merece la pena. No me ha salido nada, estaba agotada, pero nada más”.

Al revisar los pasos dados antes de llegar a Wimbledon, la caraqueña rebuscó en la causa de su fatiga. “No he hecho nada mal. He entrenado a tope y me he preparado al máximo para llegar aquí en la mejor forma posible”, señaló la caraqueña, que compitió en Mallorca siete días después de alzar la copa en Roland Garros. “Tengo que cuidar los días de descanso. Al final, cuando tienes muchas ganas hay que compensar esas ganas con descanso. No cambiaría nada. No he hecho nada mal”, incidió. “Ha sido un poco de todo, mental también. Superé una primera ronda con mucha tensión y ella jugaba sin ninguna presión. A la hora de correr lo he notado, no tenía frescura. Me ha faltado chispa, pero eso se recupera”.

Ahora, y tras terminar su participación en Wimbledon, Muguruza acumula dos derrotas en tres encuentros desde que levantara su primer Grand Slam, una realidad que no preocupa a la española. “Tampoco me ha impactado tanto volver a entrar en una pista tras ganar Roland Garros. Es cierto que te cuesta cambiar el chip, pero más motivada es imposible que esté”, señaló. “Puede ser que mis rivales entren ahora la pista pensando que tienen que perder, pero estoy en un sitio privilegiado, no lo cambiaría”.

Sobre la hierba de Londres, donde el tenis relámpago castiga cualquier falta de energía, una lección asumida por Muguruza: quien tropieza pero no cae siempre avanza un paso.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
write my research paper quality writing paper english essay narrative writing biology research paper buy admission help