Las ocho de California

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

En el Valle de Coachella, espacio exclusivo para ocho raquetas. Los cuartos de final del Premier Mandatory aguardan en la recámara. Uno de los grandes colosos del cemento, donde no se ha repetido campeona en los últimos siete años, espera a su nueva reina. Ésta es la antepenúltima ronda de Indian Wells. Entre capas de aire seco y rodeados de montañas, cuatro batallas en el erial de California.

[1]Li Na v [12]Dominika Cibulkova (5-0): Una reválida de madurez a dos bandas, con premisas de superación a ambos lados de la cinta. Por una parte, la eslovaca. Luchando contra un pasado negro ante la china. Un historial monopolizado por las derrotas, destacando el último precedente en Melbourne Park. Por otra parte, la asiática. Como primera cabeza de serie, jamás cargó en un evento tan grande con los galones de principal favorita. La reedición de la final del Australian Open devuelve una majestuosa pelea por el centro de pista, donde Dominika bregó con honores pero pestañeó en instantes calientes (arranque de partido entre dobles faltas, tiebreak con apenas tres puntos, rosco en la segunda manga). Enfrentados dos perfiles que hacen virtud de la pura imposición de juego, se antoja un pulso sin oxígeno, con ambas clavadas en la línea. Cibulkova, que no se vino abajo tras Melbourne, ganando Acapulco y logrando ante Kvitova su tercer triunfo top10 de la temporada, tiene una opción de subrayar ese sentido de pertenencia a la primera línea. Li, que sufrió derrota inesperada en Doha y necesitó hasta 11 match points para someter a Wozniak, afronta el primer gran test tras Australia.

[20]Flavia Pennetta v [17]Sloane Stephens (2-1): Semifinalista en US Open, cuartofinalista en Australian Open y en Dubai, la de Brindisi está mostrando un timing perfecto para encontrar picos de rendimiento en los grandes eventos. En Indian Wells, donde ya firma el mejor papel de su vida, un billete de regreso al top20 para consolidar su estatus como jugadora más en forma del tenis italiano. Un gran regreso tras la lesión de muñeca que amenazó su carrera. En la colisión con Stephens, una brecha de experiencia superior a la década puede probarse decisiva. Tras batir a Stosur y arrollar a Giorgi, Flavia llega desatada al partido. La norteamericana acaparó mucha atención tras batir a Serena en Melbourne el pasado año, pero aún debe mostrar hechuras en fases calientes ante rivales de empaque. Sin finales WTA que llamar suyas, algo cada vez menos común entre la generación joven, presenta un exiguo 4-13 ante perfiles top30 desde su triunfo ante Williams. Un triunfo ante Ivanovic en California, la mayor bombona de oxígeno en meses. Una colisión cuyos precedentes tuvieron lugar exclusivamente en arcilla, les enfrenta en uno de los cementos más pesados del año.

[6]Simona Halep v [Q]Casey Dellacqua (sin precedentes): A priori, el pulso menos parejo en la ronda de las ocho mejores. Exenta de competición en octavos de final por intoxicación alimentaria de su rival, la australiana habrá descargado las piernas tras acumular esfuerzos desde la fase previa. Una mujer que ya pisó segunda semana en Melbourne, se planta en cuartos de final de Indian Wells con dos triunfos top20 (Flipkens, Vinci) en mangas decisivas. Victorias ante perfiles con querencia por la red y la variedad en los tiros, terreno de reflejos conocido por una mujer que ha pisado la final de todos los grandes en modalidad de dobles. Reto diferente encarará en la rumana Halep, más acotada al fondo de pista, sin problemas para alargar los puntos bajo demanda. Una competidora de expresión suave, muy intuitiva, capaz de optimizar los recursos de una envergadura reducida. Casey, a sus 29 años, correrá si no dicta. Y es difícil ser asertivo en un suelo tan pesado como el californiano. Partidos frenéticos ante Safarova y Bouchard, después de la lesión sufrida en Dubai, coloca a Simona con peaje pero también activación en las piernas. Después de romper en Melbourne su barrera en Grand Slam, busca hacer lo propio en el Mandatory de California. Los ocho últimos pulsos completados saldados con victoria. La tercera mejor tenista del año quiere extender la racha.

[7]Jelena Jankovic v [2]Agnieszka Radwanska (2-4): La serbia, que reside a kilómetros de un torneo que ya ganó en 2011, está volando en California. Sin dejarse más de tres juegos por manga en los primeros tres partidos. Incluyendo una demolición sobre Wozniacki, finalista en tres de las últimas cuatro ediciones, en el precedente inmediato al pulso con Radwanska. Clavada en el octavo puesto ha alcanzado el punto de ceder únicamente ante perfiles de gran élite (Azarenka, Serena, Kerber o Halep en 2014), al que pertenece Agnieszka. Soltando con confianza ese revés paralelo medidor de sensaciones, sin duda el tiro más desequilibrante de esta colisión. Un partido con mujeres acostumbradas al gran intercambio. A masticar intercambios interminables. El historial de precedentes marca una tendencia clara. La polaca hizo suyos los últimos cuatro enfrentamientos. Todos ellos, como ocurre en Indian Wells discutidos al aire libre sobre superficie dura. Pero todos datan entre finales de 2011 y 2012, un período oscuro para la serbia, de pujanza en la de Cracovia. Jelena acude al partido con la mejor forma en meses y Agnieszka, segunda favorita en base al ranking, ronda una circunstancia no siempre bien gestionada: asumir galones de gran candidata. Como mostraron oportunidades perdidas en Melbourne y Dubai. Con la ausencia de Serena, y las prematuras caídas de Azarenka y Sharapova, Indian Wells espera algo de ella. Jankovic, en fase dulce y única superviviente que sabe lo que es ganar en el Valle Coachella, aspira a cerrarle otra puerta.

 

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados