La jugadora del año

Redacción desde la ciudad de Madrid

“Es una temporada que voy a recordar, pero quiero aprender de mis errores, así que no los repetiré”. Sus números son impecables, pero no se conforma. Serena Williams carga en su muñeca la misma raqueta de siempre, pero es un alma renovada. Quiere más. Atrás quedan los días en los que maldecía las duras jornadas de entrenamientos. Atrás quedan los tiempos en los que las pasarelas, los flashes y el glamour desviaban la atención de uno de los mayores talentos que han surgido en el circuito WTA.

Apenas han transcurrido dos años desde que la menor de las Williams, recién alcanzada la treintena, confirmaba en Brisbane la teoría de sus detractores: la cabeza de la estadounidense no estaba comprometida al cien por cien con el tenis. “Nunca me gustó hacer deporte y nunca comprendí cómo me convertí en una atleta. No me gusta entrenar, tampoco el trabajo físico. Pero si se trata de una actividad en la que requiera estar sentada o salir de compras, ahí sí soy excelente”.

Dos temporadas más tarde, Serena ha firmado de su puño y letra una de los mejores cursos del siglo XXI. Y, sin duda, el mejor de su carrera. Once trofeos y un 95% de victorias en 2013 dan brillo a una campaña impecable, que le ha concedido el quinto título honorífico de Mejor Jugadora del año (2002, 2008, 2009, 2012 y 2013). La americana es la tercera jugadora de todos los tiempos que más veces ha recibido este premio, sólo superada por Steffi Graf (8) y Martina Navratilova (7).

Uno de los grandes avances de este curso ha sido su rendimiento en tierra batida. Sin precedentes, ganó todo lo que jugó. Cinco trofeos entre Charleston, Madrid, Roma, Roland Garros y Bastad que le permitieron colocarse como la jugadora en activo con más títulos en polvo de ladrillo, junto a Anabel Medina (10). “Probablemente, Roland Garros fue de lo más destacado. Tenía muchas ganas de ganar allí desde hace tiempo, por tanto fue emocionante. También lo fue acabar invicta en tierra batida. Mis resultados en esta superficie esta temporada han sido reseñables”.

Además, la pupila de Patrick Mouratoglou es la sexta raqueta capaz de repetir esta mención dos años consecutivos. Si bien ya lo había logrado entre las temporadas 2008 y 2009, ha vuelto a repetir la proeza en 2012 y 2013. Como ella, antes lo lograron Lindsay Davenport (1998-1999), Steffi Graf (1987-1990 y 1993-1996), Monica Seles (1991-1992) y Martina Navratilova (1978-1979 y 1982-1986). Pero Serena ha derribado una barrera más. Once temporadas después de ser nominada como Mejor Jugadora del año repitió el éxito (de 2002 a 2013), el período más extenso firmado jamás por una raqueta en la WTA.

Pero este no es el único premio de reconocimiento a una gran temporada que recibe la estadounidense. En 1998 recogió el trofeo que le acreditaba como Mejor Irrupción del año, mientras que un curso más tarde fue distinguida como Jugadora con Mayor Progreso de 1999. En 2004 sería reconocida con el galardón de Mejor Regreso del año. Sin embargo, sus éxitos se trasladan a la modalidad por parejas. Y es que tanto en 2000 como en 2009 fue proclamada, junto a su hermana Venus, como Mejor Equipo de Dobles.

32 años. 57 trofeos. 17 Grand Slam. Y la ambición de Serena permanece intacta. “Hay algunos apartados de mi juego en los que puedo mejorar para el año que viene. Hay muchas cosas que puedo añadir”. La fiera sigue hambrienta y ya ha fijado un objetivo: el Open de Australia. Allí tropezó en las últimas dos ediciones y está dispuesta a cambiar su sino. “Habrá 127 jugadoras que busquen el mismo objetivo que yo, pero espero ser la única que quede en pie al final”. Que se preparen sus rivales. Es la amenaza de la Mejor Jugadora del año.

JUGADORA DEL AÑO (CONSECUTIVOS)
Martina Navratilova: 1978-79, 1982-86
Steffi Graf: 1987-90
Monica Seles: 1991-92
Steffi Graf: 1993-96
Lindsay Davenport: 1998-99
Serena Williams: 2008-09, 2012-13

  • lola del castillo

    Serena no es que sea la jugadora del año es que es la única estrella del tenis femenino. La demás aparecen en la distancia. POr eso el tenis femenino es tan aburrido.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados