займы онлайнкредит наличными

La ecuación de los cabezas de serie

Rafael Plaza desde la ciudad de Nueva York

No fue un lamento, fue una realidad bien grande. Después de caer en la primera ronda del Abierto de los Estados Unidos con Stan Wawrinka (6-7, 4-6 y 4-6), Fernando Verdasco reflexionó sobre las diferencias entre ser cabeza de serie en un torneo y estar fuera de ese grupo, lo que le lleva pasando al madrileño toda la temporada (número 46 ahora), provocándole un buen dolor de cabeza.

“Al final, al mantenerte top-10 tienes la ventaja de ir cabeza de serie en todos los torneos”, explicó el español, que este año se ha encontrado con cuatro piedras en los cuatro grandes (Rafael Nadal, Steve Johnson, Bernard Tomic y Wawrinka). “En los 250 vas adelantado, en los 500 a veces también, no te toca otro jugador top hasta la tercera ronda y en los grandes igual”, prosiguió Verdasco, que ha sufrido de lo lindo. “Si eres top-10 en esa tercera ronda el cabeza de serie va a ser el 28 o 30 del mundo, nunca el número ocho”, añadió.

“A nivel de cuadro es mucho más fácil, pero luego tienes que ganar también a tus rivales y ningún jugador es manco ni juega con una pierna”, dijo Verdasco, que llegó al número siete del mundo. “Todos tenemos esa igualdad. Pero está claro que no es igual jugar en la primera ronda con uno de los mejores. En Australia me enfrenté a Nadal, gané, pero acabé reventado después de casi cinco horas y ya arrastro un handicap increíble todo el torneo”, rememoró. “Si eres cabeza de serie y te toca un jugador fuera de los 32, que puede ser muy bueno también pero no al nivel de los grandes, vas ganando partidos y no tienes este desgaste. Tienes más opciones de poder llegar a rondas lejanas”, insistió. “Cuando estaba 14 del mundo, que hice semifinales en Australia 2009, hasta octavos no me tocó Murray. Todo eso al final son ventajas si estás jugando bien, pero claro que tienes que ganar”.

En consecuencia, Verdasco ha pagado lo que tantos otros: salirse de la zona noble de la clasificación conlleva el riesgo de no volver a entrar nunca esa zona porque la pendiente es demasiado empinada. “Yo este año no he ido adelantado en ningún 250 y otras temporadas sí”, aseguró el español. “Ganando un partido estás en cuartos y sumas más puntos, que te ayudan a mantenerte a estar arriba. No hablo de top-10, porque para eso hay que ganar un 250, algún 500 y hacer cosas en los Masters 1000, pero claro que ayuda”, siguió el madrileño.

“Estoy en un punto en el que se puede decir que ya he tocado fondo de ránking”, reconoció Verdasco. “En Bucarest estaba 80 del mundo más o menos. A partir de ahí, fui recuperando la confianza y tenía claro que no iría de cabeza de serie en ningún torneo ni jugaría adelantado. Tengo que ir partido a partido y si Dios quiere volveré a estar mejor de ránking para tener todas estas ventajas de los cabezas de serie, estar entre los 30 mejores y optar a subir más en la clasificación”.

En Nueva York, la ecuación de los cabezas de serie y sus evidentes ventajas.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
pay to do assignemnt university buy online essay 10$/page community service essays someone write my paper reviews for essay writing services