“La ansiedad le ha podido un poco”

Rafael Plaza desde la ciudad de Sevilla

“Estaba muy preparado y tenía ganas de hacerlo bien. Quizás, esto le ha traicionado un poco. Entrenó muy bien, pero en la competición ha jugado con más ansiedad de la normal. Esa ansiedad le ha podido un poco, cosa extraña”. La reflexión de Francis Roig, el técnico que acompaña a Rafael Nadal durante 12 semanas del calendario, fotografió la derrota del número uno del mundo en la tercera ronda del Masters 1000 de Indian Wells ante Alexandr Dolgopolov, toda una sorpresa porque el español defendía el título en la pista rápida que más veces le ha visto ganar (3) y su rival jamás le había arrebatado un set (10-0). “Las estadísticas a veces se rompen y en este caso ha sido así”, explicó el entrenador catalán a este portal desde el Valle de Coachella. “Los jugadores salen a ganar siempre y algún día tenía que pasar. Cuantas más veces juegas contra un jugador, más posibilidades tienes de perder. No creo mucho en las estadísticas”.

¿Cuál es el resumen del tropiezo ante el número 31 del mundo? ¿Dónde encontrar una explicación? ¿Qué sucedió? “Jugué mal, eso es todo”, contó el mallorquín. “No fui a por los intercambios. Cometí demasiados errores. No fui sólido desde la línea de fondo”, reconoció el campeón de 13 grandes. ”El partido lo pierde él, pese a que Dolgopolov jugó muy bien, de una manera diferente, no tan a lo loco como otras veces, pero básicamente es Nadal el que lo pierde. Esa es la sensación. Que lo había perdido él porque no jugó al nivel que quería hacerlo por esa ansiedad”, analizó Roig, que también seguía a Nadal desde la grada cuando meses atrás, en Shanghái, Del Potro le derrotó con sensaciones diametralmente opuestas: allí el mallorquín no llegó a la caseta con la sensación de haber jugado mal como ante Dolgopolov en Indian Wells. “Es extraño que la victoria se le escapase con ese 4-2 en el tie-break. De haber ganado ese punto, el encuentro se le habría puesto muy de cara, pero jugó muy corto y Dolgopolov tiró dos saques muy buenos”, cerró el hombre que guió al balear en Doha hacia el título. “Y me sorprendió porque esperaba que Rafael ganara”, confesó Toni Nadal en Radio Marca. “Los desempates son un poco a cara o cruz. Había jugado bastantes este año con buenos resultados [8-2 hasta Indian Wells]. Perdió con Monfils en Doha y desde entonces los ganó todos. Después del 4-2 creía que había enderezado el partido y que ganaría, pero no fue así. Está un poco inseguro, pero no es esa la razón de la derrota. La razón es el que el rival ha sido mejor y él no jugó lo suficientemente bien”.

¿Y qué queda de la lesión sufrida en Melbourne? ¿Cuánto afecta a su saque? ¿Qué porcentaje de culpa tiene la lesión en que su segundo servicio se haya pasado de ser un fortín a una casa abandonada con las puertas abiertas? “La espalda está bastante mejor. No sé si prácticamente bien, pero sí bastante mejor”, valoró Roig, que observó una mejoría en el edema óseo que maniató a Nadal durante la pasada final del Abierto de Australia, obligándole luego a renunciar al torneo de Buenos Aires. “Le ha costado con el segundo saque, pero también llevaba dos o tres días cambiando el gesto solo. Estaba sacando de una manera diferente y ahora ya saca de la forma que lo hacía habitualmente y le está costando un poco porque no tiene mucha confianza”, cerró. ”Hemos entrenado muy poco el servicio”, coincidió el tío del número uno del mundo. “El problema que tuvo en Australia fue en la espalda y el movimiento era muy complicado a la hora de ejecutar el segundo servicio, a la hora de hacer la rotación de espalda. Confío en que en unas semanas esto acabe de irse y no tenga más problemas con el segundo saque”, prosiguió. “Cuando pierdes ante alguien con el que teóricamente no deberías perder es que algo estás haciendo mal”, añadió sobre la derrota ante The Dog, un tenista imprevisible que el mallorquín debería haber anulado desde la consistencia y la regularidad.

“Evidentemente, después del partido estaba un poco decepcionado consigo mismo, pero lleva dos días en los que se encuentra cada vez mejor, con ganas de ir a Miami y hacer un buen torneo allí”, reconoció Francis sobre la próxima parada del circuito para el mallorquín, que en el segundo Masters 1000 de la temporada no defiende ningún punto porque en 2013 tomó la decisión de ausentarse pensando en preservar la salud de sus rodillas tras una lesión de ocho meses. “Va a jugar Miami porque aquí no ha tenido mucho desgaste, está bien y esto era lo previsto. Solo si hubiera existido algún tema especial no habría jugado”. Será la última prueba sobre cemento para el número uno hasta agosto, donde afrontará en Toronto la preparación para el Abierto de los Estados Unidos. Hasta entonces, Nadal se subirá a un tiovivo que le llevará por la gira de tierra batida europea, donde debe ganar 26 de los 27 partidos que la componen (ganando los cinco títulos) si no quiere perder puntos de su ránking. Solo amarrar la copa en Montecarlo le daría un respiro. Nadal, pese a sus números sobre la superficie más lenta del circuito, lo tiene claro. ”La tierra no es sinónimo de éxito”, dijo antes de partir hacia Cayo Vizcaíno en busca de lo que no encontró en Indian Wells: volver a ser el tenista que competía alegremente hasta que un latigazo en la espalda le dejó mudo.

  • lola del castillo

    Roig, el inefable Toni ó el mismo Nadal pueden decir lo que quieran, pero lo único cierto es que uan lesión de espalda sólo se rercupera con descanso suficientey Nadal no lo ha tenido. El problema de mal juego no hasio algo aislado en el partido contra Dolopolov, sino que ha jugado mal , myu por debajo de su nivel ,en todos los partidos de Río, y en la segunda ronda frente Radek en I Wells. Y eso es porque le duele la espalda, Y todos sabemos que os problemas de espalda , son largos , recurrentes y dejan secuelas a cualquiera y qué decir si stamos hablando de un deportista de elite que fuerza su físico al máximo. Está obrando de forma imprudente . De todas formas ya veremos quien tienen razón en Miami. Yo, personalmente pienso que Nadal no va a ganar Miami.

    • Carlos

      Si tiene que descansar y perder puntos que los pierda y eso es lo que pienso que harían Nadal y su equipo porque si algo han desmostrado en los últimos años es inteligencia. Han ido reduciendo el calendario y han ido dejando de lado torneos que antes jugaban. No creo que estén arriesgando porque eso va en contra de ellos y son conscientes que no pueden arriesgar para tener que parar cinco-seis meses en lugar de uno. Si Nadal está jugando estoy convencido que es porque los médicos le han dicho que puede jugar sin problemas. Otra cosa es que no esté jugando a un nivel alto por falta de confianza en sus golpes o porque sigue con un poco de miedo por los problemas anteriores en la espalda.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados