“Ha sido la temporada soñada”

Javier Méndez desde la ciudad de Londres

La decisión era obligada: Rafael Nadal se bajó de las ATP Finals. Ni siquiera necesitó meditarla después de concluir su partido de estreno en Londres frente a David Goffin. Durante el propio encuentro, el español fue masticando la retirada al comprobar que no disponía de las garantías para competir al máximo nivel en el último torneo de la temporada. “No es una decisión que tomé hace cinco minutos, sino durante el partido”, advirtió minutos después de concluir su estreno.

“Quería terminar de la mejor manera posible, pero uno siente como está”, continuó explicando el No. 1 del mundo sobre su decisión. “No estuve tan lejos de la victoria, pero era un milagro. Yo no estoy aquí para tener la suerte de ganar un partido, vengo a ganar el partido. Sentía que no me podía mover, la rodilla no aguanta en los apoyos, en las salidas, para correr… para cosas básicas que se necesitan al competir al máximo nivel”.

El manacorense había apurado sus opciones para llegar a tiempo a la cita en el O2. Tan sólo unos días se había bajado de París-Bercy en los cuartos de final (no saltó a la pista ante Filip Krajinovic), para descansar y someterse a un tratamiento de recuperación. “Paré en París para hacer tratamiento, sabiendo que era la única opción que tenía para llegar aquí. Se hizo lo que se puedo, pero no ha sido suficiente. Normalmente estas cosas no se arreglan de un día para otro, pero siempre cabe la posibilidad de mejorar y tener una posibilidad”, añadió.

“Estoy acostumbrado a jugar con dolor. El problema es cuando es superior a lo que se puede aguanta y se convierte en una limitación total. Lo he intentado hoy, porque tenía el compromiso de intentarlo conmigo mismo, con el torneo, con los seguidores de Londres y se hizo lo que se pudo. Luché durante todo el partido, pero ante los mejores jugadores del mundo no se puede ganar así”, reconoció el campeón de 16 Grand Slam.

A sus 31 años, Nadal concluye la temporada como el mejor jugador del mundo, seis títulos y 78 partidos disputados durante el curso. “La temporada ha sido soñada, hubiera pagado mucho dinero por acabar de esta manera hace un tiempo atrás”, confesó. “Me quedo con las buenas situaciones de todo el año y claro que no me gusta acabar así, pero uno tiene dos opciones: o darse pena y dramatizar o irse a casa a disfrutar de cosas que no se puede en otros momentos, sin dramas, feliz y agradecido a la vida por un año inolvidable”.

En este sentido, el balear afirmó también que “no me arrepiento de ninguna decisión durante todo el año. Sinceramente no hubiera cambiado mucho, tomé los descansos adecuados cuando creíamos convenientes”. Ahora ha llegado el momento de hacer un alto en el camino, descansar y pensar en 2018 un curso donde tendrá que hacer frente a un año exigente. Pero esa es otra historia.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
nursing homework help writing helps custom essay services writing professional college essay help writing a compare contrast essay