“Ganará muchas veces aquí”

Javier Méndez desde la ciudad de París

No importa si son ocho, diez u once. El proceso se repite de manera cíclica cada vez que llega la gira sobre tierra batida, Rafael Nadal da un paso más en su leyenda. Cuando parecía que ya había abrazado lo imposible ganando diez veces en el mismo escenario, ha sido capaz de dar un giro más al guion y darle un nuevo tinte de barniz a la excelencia. En 2018 no fue una excepción, una temporada en la que ha elevado la cota a once títulos en un mismo torneo sin importar su categoría ATP 500 (Barcelona), ATP Masters 1000 (Montecarlo) o Grand Slam (Roland Garros).

Todo surgió en la primavera de 2005, una fecha en la que floreció para siempre el gran dominador de la historia sobre tierra batida. “Recuerdo que cuando ganó la primera vez aquí alguien de la Federación me dijo: “Le veremos ganar muchas veces por aquí”. Yo confiaba en que ganaría algunas más, pero once… me parece una barbaridad”, revela Toni Nadal después de reposar la legendaria cifra que rubricó su sobrino en la Philippe Chatrier, redondeando lo que pocas semanas antes repitió en el Principado y en la pista que lleva su nombre en el Real Club Tenis Barcelona. “No me hubiera imaginado nunca que Rafael hubiese sido capaz de ganar once veces Roland Garros. Me parece increíble”, cierra el mentor del campeón.

A Juan Carlo Ferrero, que conquistó la Copa de los Mosqueteros en 2003 en París, también se le acaban los calificativos para tildar una cuenta de títulos ilimitada que no termina de añadir éxitos. “La gran diferencia es que ha conseguido jugar cada punto al máximo nivel o dar lo mejor de sí en cada punto. Eso es lo más complicado. A partir de ahí se van a dar muchas más ocasiones en cada Grand Slam, no creo que sólo aquí”, advierte el ex No. 1 del mundo valenciano. “Es muy difícil ganar un Grand Slam, pero conseguir jugar cada punto igual es la consecuencia que te da poder ganar todo eso y para mí si lo sigue haciendo va a seguir teniendo más oportunidades de ganar y no se va a quedar en once”, augura.

Más allá de la óptica externa que ofrecen su tío o Ferrero, el propio Nadal simplifica aún más la ecuación. “Al final todo se reduce a la ilusión que hace siempre ganar Roland Garros, ni 11 ni 10 ni 8. Se reduce a la ilusión que hace ganar Roland Garros”, se reafirma el actual número uno del mundo. “Esta vez sumo un título más en el torneo más importante del año para mí. Me asegura tranquilidad para el resto del año, porque sabes que pase lo que pase ya va a ser una temporada muy buena. Habiendo ganado dos ATP Masters 1000 (Montecarlo y Roma), un 500 (Barcelona) y un Grand Slam (Roland Garros) siempre va a ser un año muy bueno, con esto casi te aseguras las ATP Finals”.

Pero, ¿qué piensa el protagonista sobre su marca? “Supongo que lo mismo que vosotros”, inicia su respuesta encogiéndose de hombros ante la prensa. “Es algo que no me gusta decirlo a mí, pero esto es casi único. Es difícil pensar ganar once veces el mismo torneo. Ha pasado y estoy agradecido a la vida por la posibilidad que me ha dado. Ganar once veces aquí es mucho, no puedo decir más”. No sabemos si será la última, pero sí que va a dejarse la piel por ganar la siguiente.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
assignment solution help writing essay services essay about the help sell my essays online cant write my essay